Compostaje, ahorro económico y ecológico para la comunidad

Nuestra actividad diaria genera inevitablemente una gran cantidad de residuos, ya sean orgánicos o inorgánicos. Y éstos plantean un problema social importante, ya que deben recogerse y gestionarse, lo cual exige un alto coste en servicios y gasto público. Pero hay alternativas poco utilizadas que garantizan un ahorro tanto económico como ecológico. Es el caso del compostaje. Una opción que abarata costes y aporta beneficios medioambientales, pero que en cambio no acaba de implantarse sistemáticamente en nuestra sociedad.

La organización Amigos de la Tierra ha presentado una guía para que tanto  las empresas, como las comunidades o los particulares desarrollen el compostaje de residuos orgánicos en beneficio de la comunidad.

Los residuos son el ejemplo más claro de la desconexión entre el ser humano y el medio ambiente, según esta ONG. En la naturaleza no existen residuos, porque lo que para una especie son desechos para otra son recursos. En cambio, en nuestras comunidades cada día se desperdician toneladas de recursos naturales en forma de residuos, de los cuales un gran porcentaje son orgánicos. Elaborar compost con ellos supondría importantes ventajas económicas y ambientales que las empresas (y también los hogares) deberían aprovechar.

Entre un 30 y un 50% del total de residuos sólidos urbanos son orgánicos, según el estudio, y acaban desechados en plantas incineradoras donde desaparecen y, por lo tanto, se desaprovechan. Podrían haber servido  para recuperar la fertilidad de los suelos, y en cambio se han quemado. Un proceso que además resulta muy caro (todos los ciudadanos lo pagamos vía impuestos). Por ello resulta absurdo desaprovechar algo beneficioso a costa de pagarlo caro.

Ahorrar con el compostaje de los residuos

Compostaje, barato y sin malos olores

El compostaje es un proceso aerobio (en presencia de oxígeno), sin malos olores ni putrefacción, mediante el que se transforma la materia orgánica por acción de microorganismos y descomponedores del suelo. El resultado es el compost, un abono orgánico de calidad que proporciona a las tierras en las que se aplica prácticamente los mismos efectos beneficiosos que el humus para una tierra natural. Ni que decir tiene que con este sistema se evita también la contaminación industrial de las incineradoras.

Y a parte de estas ventajas ecológicas, ¿cuáles son las económicas? Pues para los ayuntamientos supone un ahorro en el gasto de recogida y gestión de los residuos orgánicos, el cual no cargará después sobre los contribuyentes.

El proceso de compostaje no es caro, aunque sí laborioso. Hay que saber hacerlo, pero una vez se conoce el sistema todo son ventajas, tanto a nivel particular como comunitario. Amigos de la tierra te lo explica en su Manual de Compostaje. A partir de aquí, cada uno es libre de aplicar sus criterios medioambientales según sus necesidades y su concienciación social y ecológica.

 

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 3 =


Check Also

Consejos para la compra de juguetes esta Navidad

Los juguetes son un negocio anual en España ...

¡No te pierdas nada!

¡Estamos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
historia-del-dinero
Portada del libro de Katrine Marçal
¡Siempre el dinero!
Yo, Daniel Blake gana la palma de oro de Cannes
Método japonés para el ahorro doméstico
Imagen promocional de Una mente maravillosa
Cartel de la película Bienvenidos a Grecia