El test o la dependencia del dinero

¿Es el dinero el que marca nuestra hoja de ruta social, emocional, existencial? ¿Tienen precio nuestros principios, nuestras convicciones? La respuesta que la saque cada uno según su realidad y después de ver El test, que tal vez no sea una película redonda, pero que seguro que les planteará más de un interrogante incómodo. Y eso está bien, una comedia con sustancia, que entretiene y te mantiene ocupado de camino a casa ejercitando resortes éticos y morales que a menudo tenemos atrofiados por el desuso. Solo por esa capacidad para desempolvar nuestra capacidad reflexiva y autocrítica, seguramente ya vale la pena verla.

Luego, lo cierto es que la película es muy irregular. Frívola en muchos aspectos. E intentar disimular sus orígenes teatrales le lleva a forzar algunas secuencias de exteriores tan burdas y prescindibles como la del accidente y  los dos urbanos. Y alguna otra igualmente tonta. Aunque ninguna como el epílogo, que resulta una opción incomprensible por innecesaria y cómicamente torpe, cuando la película ya estaba bien acabada.

Pero en fin, muy en la línea de cierta comedia social comprometida y eficaz, apoyada en la eficacia de los actores (fabulosos los cuatro protagonistas), El test es un producto muy digno, que habla de valores devaluados, de hipocresías institucionalizadas, de rutinas progres e inercias conservadoras que responden a modas o intereses estratégicos realmente casposos, y también de los traumas clásicos, del corazón, la familia y la cartera, que al final siempre tiene la última palabra. O una de ellas.

Autor: Jordi Vallejo.

Director: Dani de la Orden.

Intérpretes: Alberto San Juan, Miren Ibarguren, Blanca Suárez, Carlos Santos y Antonio Resines.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

As bestas, un thriller rural en tiempos de energías renovables

Desde su inquietante título, As bestas te atrapa ...

Economía en Cine & Libros