Comprar a través de internet con total seguridad

De igual forma que nos preocupamos por preservar la clave de la tarjeta en el cajero automático cuando se lleva a cabo una gestión, o en los datáfonos de los comercios a la hora de pagar, así debemos proceder cuando realizamos compras por internet. Recuerda ser muy cuidadoso con los datos que proporcionas a través de la red.

Seguridad ante todo. Es la clave del comercio electrónico o e-commerce (por su acrónimo en inglés), cada día más asumida por los usuarios de internet. Su importancia radica en que en la red de redes se abre un mundo de posibilidades para el comercio y las transacciones económicas donde se puede gestionar prácticamente de todo. Comprar cualquier producto, pagar impuestos, reservar entradas para conciertos y espectáculos, hacer transferencias bancarias… La tecnología actual lo hace posible. Las empresas, organismos e internautas aprovechamos sus ventajas. Eso sí, entre oferta y demanda siempre debe existir la invulnerabilidad.

La comodidad que supone acceder a todo a golpe de “click” de forma rápida y en cualquier momento se traduce en un incremento de seguidores del e-commerce año tras año. Uno de los datos publicados en una reciente encuesta del Eurobarómetro dice que el  53% de los usuarios de internet declaran que compran bienes o servicios online, el 48% realizan operaciones bancarias en línea y el 20 % venden bienes o servicios.

Comprar en Internet con seguridad

Compra segura, pago con confianza

Si perdemos nuestra tarjeta o algún “amigo de lo ajeno” se hace con nuestro dinero (electrónico o metálico) sabemos  que la primera medida pasa por anular o poner una denuncia para resolver el problema.

La confianza con la que se suele utilizar la tarjeta de crédito de forma física mengua delante del ordenador. Esta situación queda patente en las cifras del ya mencionado Eurobarómetro, que señala que el 29% de los encuestados (de un total de 27.000 personas europeas) no confía en su capacidad para utilizar internet en cuestiones como las operaciones bancarias en línea o las compras online.

El porcentaje no deja lugar a dudas a pesar de que se mejora y refuerza la seguridad online con sistemas como las web seguras (las que comienzan con https: ), el Terminal Punto de Venta virtual (TPV virtual), las pasarelas de pago, o Paypal, entre otros.  Todos ellos tienen algo en común: conseguir que las transacciones en internet se realicen de forma segura, en especial entre nuestro banco o caja y la tienda online que utilicemos.

Para ser efectivos, estos sistemas tienen la obligación de preservar la privacidad de los datos; es decir evitar que alguien no autorizado acceda a la información. También autentificar la identidad de las partes (que realmente sean quienes dicen ser) y puedan realizar la transacción comprobando sus firmas digitales, por ejemplo. Y por último, y no por ello menos importante, que la información transmitida no se modifique desde el origen hasta el destinatario; es decir, si se ha adquirido un producto o un servicio que la cifra cargada a la cuenta coincida con el indicado.

Sistemas de pago

Existen diferentes formas de realizar los pagos en las compras en tiendas virtuales. Desde el tradicional (y casi obsoleto) pago contra reembolso, pasando por la domiciliación bancaria, las tarjetas chip de prepago, las tarjetas de crédito virtuales, hasta los intermediarios  electrónicos. ¿Quieres descubrir qué son  las pasarelas de pago y el “Cybercash Wallet”, con Paypal a la cabeza?

Si se desea efectuar un pago con tarjeta de crédito, casi de la misma forma en la que operamos con una física, se puede recurrir a lo que se conoce como pasarela de pago online, TPV virtual o plataforma segura de pago. Mediante este sistema, el vendedor envía la transacción al banco o caja receptores, que se ponen en contacto con la entidad emisora para dar el visto bueno a la operación. Si se valida, se procede a realizar la transferencia.

Paypal es el sistema que mejor define al Cybercash Wallet y ejerce a modo de intermediario de manera que el vendedor no ve los datos de la tarjeta o cuenta del comprador. Y todo ello utilizando una cuenta de internet.

Sea por cualquier sistema o plataforma, ten presente que para efectuar cualquier transacción debes seguir una serie de consejos básicos: utilizar métodos seguros, no realizar la transacción desde un ordenador  al que pueden tener acceso personas ajenas a nosotros (como un cibercafé, por ejemplo), utilizar páginas seguras (https) y webs que garanticen la máxima seguridad posible…  Ya sabes, mejor prevenir que lamentar.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Cómo gestionar el presupuesto familiar

Ingresos menos gastos. Así de sencillo. Tanto entra, ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"