As bestas, un thriller rural en tiempos de energías renovables

Desde su inquietante título, As bestas te atrapa y ya no te suelta. Es absorbente, perturbadora, emotiva y emocionante. Puro cine en sus dos películas, porque hay dos en 140 minutos, y las dos fascinantes y dramáticas. Una por su tensión y la otra por su contención. Una hasta el clímax inevitable de un crimen previsible, y la otra hasta un final que impone la dignidad, la fortaleza moral y el pundonor femenino de las mujeres shakespearianas trasladado al infierno rural de la Galicia más tenebrosa y arcaica, en tiempos de energías renovables, pero no por ello menos primitiva. Una película sobrecogedora y trágicamente hermosa, que sin concesión alguna a los gestos propios del cine de consumo merecerá, sin duda, el favor del público, y tantos premios como puedan concederse a la interpretación, pues quien podría superar el duelo Denis Ménochet – Luis Zahera. El de éste último, tal vez, uno de los mejores trabajos de la última década en el cine español. Cada conversación, en la taberna, en la vaquería, en el monte, es escalofriante. Puro terror atávico.

Sorogoyen consigue un thriller a cámara lenta que tensa hasta lo indecible las emociones más primarias, y lleva al límite la lucha entre la razón y el instinto, la convivencia y la supervivencia, la tradición y el progreso, la economía rural y la tentación multinacional, sin que ello signifique conceder a dichos conceptos las connotaciones que la lógica moderna les otorgaría por inercia en la actualidad. Una maravilla.

Título: As bestas

Director: Rodrigo Sorogoyen.

Intérpretes: Marina Foïs, Denis Ménochet, Luis Zahera, Diego Anido.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

Crisisfobia o la respuesta a nuestra ansiedad económica

Los ciudadanos de a pie gestionamos nuestra economía ...

Economía en Cine & Libros