Alquilar un coche: ahorrar puede salir caro si nprecaucioneso tomas

Es lógico buscar el precio más económico al alquilar un coche. O al menos el mejor precio, que no siempre es el más barato, en función de la calidad y el servicio recibido. Pero a veces la tentación es grande y nos lleva a asumir riesgos que nos pueden salir caros.

Según el Estudio Alquiler de Coches 2013 elaborado por Pepecar.com, se ha incrementado un 16% las reservas con más de dos semanas de antelación para poder acceder a descuentos especiales. Este estudio también nos revela que el 85% de los vehículos más alquilados por los españoles son los compactos.

alquilar coche

Ahí van algunos consejos para alquilar un coche basados en la experiencia:

Cuidado con la piratería en los alquileres de vehículos en los aeropuertos. Una práctica tristemente muy extendida en los últimos años de depresión económica, pues la picaresca se desarrolla enormemente en todos los sectores. De este modo, no es extraño ser abordado en las colas de los rent a car autorizados por personas que ofrecen precios low-cost  en los alquileres y les instan a abandonar su reserva con la empresa inicial.

Horarios y lugares de devolución del coche de alquiler. Puede ocurrir que estas empresas sean legales, aunque no tengan los permisos para operar en aeropuertos o estaciones marítimas (hay que pagar unos cánones de exclusividad para ello). En tal caso les harán un contrato de alquiler y el alquiler será legal – aunque tal vez no muy ética la manera de proceder-, pero el cliente no podrá devolver el vehículo en el aeropuerto el último día, ya que la empresa no dispone de parking. Una incomodidad que puede ser un gran inconveniente cuando el avión sale a horas intempestivas por la mañana o por la noche. Además, pueden no tener oficinas donde reclamar personalmente en caso de tener algún percance.

Solicitar copia del contrato y leerlo detenidamente. Otra posibilidad es que, además de muy barata, la empresa sea ilegal. Pirata. Y no solo robe los clientes de las colas ajenas, sino que no ofrezca garantía alguna al cliente. Rechacen siempre estas ofertas si resultan evidentes, y lean siempre sus contratos con atención (letra pequeña incluida) por si el fraude está encubierto. Si ustedes alquilan uno de esos vehículos pueden tener la suerte de que todo vaya bien y les resulte muy barato, pero tal vez estén circulando sin seguro legal y obligatorio y, desde luego, sin garantía alguna de que el coche esté en condiciones o que tenga un servicio técnico a su disposición.

Fotografiar el vehículo alquilado en el momento de la recogida y de la entrega. Por otro lado, también es muy recomendable (en todo tipo de alquileres) fotografiar concienzudamente el coche que les ha sido entregado. Y a ser posible hacerlo delante del encargado del alquiler. De este modo, las dos partes saben en que condiciones exactamente ha sido entregado el vehículo, y nunca podrán imputársele al cliente daños anteriores a su contratación.

Revisión de los extras. Revisar también todos los complementos extras inventariados en el coche (rueda de recambio, gato, kit de herramientas, sillas infantiles, radio extraíble, etc), ya que si falta alguno de ellos el día de la devolución le será imputado al cliente, que deberá abonar la pérdida. Conviene estar seguro de que le fueron estregados el día del contrato y en buenas condiciones.

Por último, tener en cuenta el combustible a la hora de alquilar un coche. Por lo general los vehículos se entregan con el depósito de combustible lleno (gasolina o gasoil), y así deben ser devueltos el último día de alquiler. En caso de recibirlo con medio depósito o cualquier otro porcentaje de carburante, debe notificarse inmediatamente al rental, antes de hacer uso del coche. Deberá apuntarse y devolverse con el depósito en el mismo nivel. Algo que suele hacerse el último día y en el último momento, y eso puede suponer un problema si hay prisas, pues si se entrega el coche con menos combustible del recibido, el cliente pagará la diferencia (se la cargarán en la tarjeta de crédito), y no se paga según precio de mercado, sino con la tarifa de la empresa de alquiler. Obviamente mucho más cara. Es recomendable realizar los pagos mediante la tarjeta de crédito para poder tener justificación del pago en caso de problemas o posibles reclamaciones futuras.

Para acabar, una recomendación que tanto sirve para alquilar un coche como para el coche particular. En los casos en que uno aparque en un lugar estrecho o complicado, resulta muy útil fotografiar con el móvil las matrículas de los vehículos colindantes. Lamentablemente cada vez son menos las personas que dejan notificación de un posible percance, y esta es la manera de anticiparse al disgusto de una reparación que no deberíamos pagar nosotros.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

5 + 5 =


Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"