Ahorrar energía eligiendo bien los electrodomésticos

A la hora de escoger los electrodomésticos que instalamos en casa debemos tener en cuenta el uso que les vamos a dar y su consumo para ahorrar energía y ayudar a nuestra economía doméstica.

Según los datos facilitados por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, (IDAE) sobre reparto del consumo eléctrico doméstico un frigorífico consume el 18 por ciento de la energía en un hogar, la televisión un 10, la vitrocerámica (o cocina eléctrica) un 9, la lavadora un 8, los pequeños electrodomésticos como la plancha por ejemplo un 7, el horno eléctrico un 4 y microondas, secadora y lavavajillas un 2 por ciento cada uno. Estos porcentajes se traducen en gasto de energía, por eso conviene que pensemos también en el medio ambiente, y también se reflejan en el montante final de nuestra factura de la luz.

electrodomesticos

Etiquetado energético

El etiquetado energético permite al consumidor conocer la eficiencia energética de un electrodoméstico. Informa de su consumo energético, nivel de ruido, ciclo de vida y eficiencia, entre otros aspectos.

Las etiquetas energéticas están identificadas por un código de colores y letras, que van desde el color verde y la letra A para los electrodomésticos más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes. Los etiquetados con la letra A son más caros, pero a la larga, nos ayudan a ahorrar en la factura de la luz y también del agua.

A la hora de comprar un electrodoméstico debemos compararlo entre los de su misma clase. Es decir, si estamos buscando una lavadora de 8 kilos y categoría energética A++, hay que compararla únicamente con aquellas que tengan similares características.

Aspectos a valorar para ahorrar energía

Nos centraremos en varios de los electrodomésticos más habituales en nuestra cocina:

  • Frigorífico, congelador, combi. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es su eficiencia energética porque es el electrodoméstico que más consume (un 18 por ciento del total) Por eso, debemos elegir uno de clase A (A+++, A++, A+) que consume hasta un 30 por ciento menos que otros aparatos menos eficientes.

También debemos pensar en el espacio disponible que tenemos para ubicarlo en casa para ver qué tamaño es el más adecuado. Además, y dependiendo de los miembros de la familia, optaremos, en nuestro objetivo para ahorrar energía por elegir uno de gran capacidad o más pequeño.

  • Lavadora. Del tipo de uso y cantidad de usuarios depende la capacidad de carga de la lavadora que podamos necesitar. Si vivimos solos o en pareja con una lavadora de cinco kilogramos es suficiente, pero para una familia, lo más adecuado es adquirir una de ocho.

También conviene que tenga el distintivo A (A+++, A++ o A+), el de mayor eficiencia, para ahorrar energía y cuidar el medio ambiente.

  • Placas de cocina. Las más adecuadas para no desperdiciar energía son las de inducción. Su precio es mayor que las de vitrocerámica y gas, pero si cocinamos diariamente se amortizan rápidamente.

Las placas de inducción tienen un menor consumo y son más ecológicas. Al reconocer el tamaño del recipiente, suministran sólo la energía necesaria y así se reduce el tiempo de cocción y el consumo eléctrico.

Además, son muy seguras, ya que cuentan con sensores que desconectan la placa en algunos supuestos como sobrecalentamiento, desbordamiento y tiempo sin manipulación, entre otros.

  • Horno. Muchas veces al no utilizar la capacidad completa de este electrodoméstico, se gasta mucha energía en vano. También es aconsejable que tenga ventilador, así, ayudará a una cocción más rápida y, por lo tanto, a ahorrar energía.
  • Lavavajillas. Es condición indispensable que tenga diferentes programas de lavado para elegir el más idóneo en cada momento (económico, lavado corto, prelavado, media carga, etc.), así según la cantidad de menaje que metamos y grado de suciedad utilizaremos uno que conlleve más tiempo de lavado u otro programa más corto.

Asimismo, dependiendo del hueco que tengamos para este electrodoméstico y de los miembros que seamos en casa, nos decantaremos por el clásico de 60 centímetros o el compacto de 45.

Para los lavavajillas también nos encontraremos en el mercado unidades con el etiquetado A++, A++ y A+, los más eficientes en la tarea de ahorrar energía.

Consejos para obtener buenos precios

Para cuidar nuestra economía doméstica e intentar conseguir el mejor precio para los electrodomésticos podemos:

  • Elegir modelos anteriores.
  • Comprar electrodomésticos de exposición, siempre que estén en buen estado.
  • Se puede optar por electrodomésticos con defectos o taras, ya que muchas veces se retiran de los comercios porque tienen un pequeño golpe que pasa casi desapercibido a simple vista, o que al insertarlos en los muebles de cocina no se ve.
  • Transportarlos e instalarlos en casa uno mismo.
  • Buscar precios competitivos a través de Internet.
  • Adquirirlos en periodos de rebajas o promociones especiales (día sin IVA, semana fantástica, etc.).


Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Cómo gestionar el presupuesto familiar

Ingresos menos gastos. Así de sencillo. Tanto entra, ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"