Veinte años celebrando el Día Mundial contra el trabajo infantil (12 junio) sin conseguir abolirlo

El Día Mundial contra el Trabajo Infantil se celebra cada 12 de junio desde el año 2002 con un mismo y único objetivo, que  no es otro que luchar para conseguir la abolición de la explotación laboral infantil de los menores. Algo que, después de dos décadas, dista mucho de conseguirse, pues según datos de UNICEF, en el mundo hay a día de hoy unos 150 millones de niños y adolescentes forzados a trabajar.

Tal y como recuerda a cada nueva convocatoria la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que es la promotora de este día reivindicativo, el objeto es sensibilizar y denunciar la explotación infantil que se lleva a cabo en muchos países del mundo, donde se obliga a los niños a trabajar, negándoles todo derecho a la educación, la salud y una vida plena que le permita su desarrollo y bienestar integral.

De hecho, con magníficas intenciones, pero  quizás con un exceso de optimismo, en 2015 los dirigentes mundiales adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con un renovado compromiso para acabar con el trabajo infantil. En el documento consensuado se podía leer: «…adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de seres humanos, y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, para 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas«.  A tres años de la fecha tope, será complicado conseguir, ni siquiera aproximarse, al objetivo marcado.

Derecho internacional

Los casos de explotación infantil, según explica la OIT, son más frecuentes en aquellos países con elevados índices de pobreza y miseria. Una circunstancia que debe tenerse muy en cuenta a la hora de luchar contra esta lacra social, que atenta contra los derechos de los niños. Entre otras cosas, porque el trabajo infantil está absolutamente prohibido en el derecho internacional, que contempla la edad en que cesa la obligatoriedad de ir a la escuela como el límite para que un adolescente empiece a trabajar.

Cada año, el Día Mundial contra el Trabajo Infantil se centra en un tema principal, ya que son muchas las asignaturas pendientes en este terreno. Este año 2022 ha sido “Protección social universal para poner fin al trabajo infantil”.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

Trámites esenciales para abrir una cuenta bancaria

Abrir una cuenta corriente es uno de los ...

Economía en Cine & Libros