Vacunarse es bueno para la salud y la economía

Con la llegada del frío llegan los virus y los gripazos, y aunque hay quien lo ponga en duda, la sanidad pública asegura que es muy conveniente vacunarse, tanto aquellas personas que forman parte de los colectivos de riesgo (niños, ancianos y embarazadas), como la población en general. Y es que lo cierto es que evitar la enfermedad no solo es bueno para la salud, como parece indicar la lógica, sino también para la economía, pues el coste de las vacunas es muy inferior al gasto público sanitario que se deriva de afrontar epidemias, y al que conllevan las bajas laborales de aquellos que contraen los virus y no pueden ir a trabajar.

Las vacunas evitan enfermedades y ahorran dinero a la sanidad pública.

De hecho, según la Asociación Española de Vacunología, que a su vez cita a una investigación de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, las vacunas ahorran más de 40 euros por cada euro gastado en ellas.

Así que vacunarse es la mejor opción frente a la amenaza vírica, porque nos protegen frente a algunos virus y bacterias que causan enfermedades graves e incluso, en algunos casos, potencialmente mortales. Activan nuestras defensas y nos ayudan a defendernos de los microorganismos. Por lo tanto las vacunas salvan vidas, ya que no solo hablamos de la gripe, sino también de la polio, el tétanos, la meningitis, la difteria, la tosferina, etc.

Las vacunas no solo ayudan a controlar las enfermedades, sino que pueden llegar a eliminarlas. Así ocurrió con la viruela, por ejemplo, que fue erradicada en 1978 y ya no existe.

Además, está demostrado que algunas vacunas ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer u otras degenerativas. La de la Hepatitis B, por ejemplo, previene la cirrosis y el cáncer de hígado, y la vacuna del papiloma, el cáncer de cuello de útero. La del sarampión, por su parte, previene enfermedades neurodegenerativas.

No es solo cosa de niños

Como decíamos al inicio, la vacunación no es solo cosa de niños. Se debe vacunar a cualquier edad: infancia, adolescencia y también a los adultos. Tanto a población sana a lo largo de la vida como a personas que por su situación de salud pueden tener más riesgos. Y además las ya mencionadas situaciones de riesgo, que incluirían los viajes a lugares exóticos donde nuestros organismos están más expuestos.

Con la vacunación no solo nos protegemos a nosotros mismos. Es una medida solidaria, ya que protegemos a quienes nos rodean de posibles contagios. Algo que también repercute en la economía general, que gasta más cuantas más personas enferman.

Aunque hay falsos mitos sobre las vacunas, lo cierto es que son muy seguras y efectivas, y los efectos secundarios son mínimos y leves. De hecho, existen muy pocas contraindicaciones reales para las vacunas. Y tanto es así, que el Sistema Nacional de Salud las considera un derecho básico para los niños, por lo que la mayoría de vacunas infantiles se distribuyen gratuitamente.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

1 + 7 =


Check Also

¿Qué es el salario emocional y cómo se cuantifica?

El dinero es la principal motivación del trabajador. ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.