Tengo un niño con una enfermedad crónica, ¿qué ayudas puedo solicitar?

Diferentes medidas ayudan a afrontar la situación con mayor serenidad

La estabilidad familiar y económica puede verse alterada en aquellos casos en los que se nos comunican que uno de nuestros hijos tendrá que convivir con una enfermedad crónica. Si esto ocurre, es conveniente informarse acerca de las ayudas que podemos solicitar para que éste cuente con las mejores atenciones. Y eso queremos contarte.

nina-enfermedad

El 1 de enero de 2011 entró en vigor una medida legal que permite a los padres con hijos enfermos de gravedad percibir una cantidad de dinero determinada por parte de la Seguridad Social. A esta ayuda pueden acceder los padres que deben cuidar durante la mitad de su jornada laboral del pequeño enfermo y siempre que estén trabajando ambos.

Las medidas adoptadas por el Gobierno permiten unas mejores condiciones de vida a las familias, que ya viven de por sí una tragedia diaria con los cuidados a su pequeño enfermo. De este modo, los padres no tienen que recurrir a otro tipo de medidas extremas en sus trabajos como solicitar la reducción de jornada o coger una baja para poder desempeñar las labores de atención que necesita su hijo.

Los requisitos que se deben dar para solicitar una ayuda de este tipo se basan en:

  • Tener un hijo menor de 18 años con cáncer o una enfermedad grave. Se considera enfermedad de gravedad cuando precisa hospitalización y un tratamiento continuado a lo largo del tiempo.
  • Estar cotizando a la Seguridad Social. Los dos progenitores deben estar trabajando en ese periodo, ya sea por cuenta ajena o propia. Asimismo, deben contar con un periodo de cotización mínimo que está establecido en 180 días durante los últimos cinco años.
  • Dedicación de la mitad de la jornada laboral al cuidado de su hijo enfermo. Si no se necesita hacer uso del 50% de la jornada laboral, la Seguridad Social considera que ese cuidado no es prioritario.

Cada caso se analiza de forma individual

Aún así, cuando la gravedad de la enfermedad es tal que los padres deben dejar su puesto de trabajo para dedicarse en exclusiva al cuidado de sus hijos, podrán recibir hasta el 100% de la prestación. En ese caso, el salario será el equivalente a una baja temporal.

Asimismo, estas prestaciones no están sujetas a retención, aunque se eliminan cuando cesa la necesidad de cuidar al menor enfermo con dedicación total o cuando el menor cumple 18 años.

Lo que está claro, es que muchas veces se hace necesario solicitar ayudas en el caso de niños con enfermedades graves, puesto que la mayoría de los expertos consideran que en la mayoría de los casos no se puede lograr la compatibilidad con el trabajo de los padres, pretendiendo con ello facilitar y mejorar el cuidado de estos niños.

 

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Comentarios cerrados.

Check Also

Cómo gestionar el presupuesto familiar

Ingresos menos gastos. Así de sencillo. Tanto entra, ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"