Cómo superar el regreso postvacacional al trabajo

La vuelta al trabajo puede ser dura. Cómo superarla.

Se llama síndrome postvacacional y consiste en los síntomas de malestar que se pueden manifestar a consecuencia del  duro proceso de adaptación al lugar de trabajo después del periodo vacacional. Una “patología” laboral que puede evitarse si se toman algunas precauciones. Veamos cuáles.

Los síntomas más habituales del llamado síndrome postvacacional son la irritabilidad, pérdida de apetito, apatía y alteraciones del sueño, de la concentración y de la capacidad de atención. Consecuencias todas ellas de la falta de adaptación a la rutina laboral, que según algunos estudios afectan al 30-35% de los trabajadores, que de un modo u otro lo traducen en un cuadro depresivo que coincide con el final del verano. Aunque también pude darse en cualquier otra época del año si las vacaciones se disfrutan en otros meses.

La vuelta al trabajo es inevitable, de modo que aquellos que se adapten peor deben intentar paliar los efectos traumáticos, y pueden hacerlos siguiendo los consejos de la Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral.

Cómo evitar la depresión postvacacional

En primer lugar, programa tu regreso al trabajo con cierto margen de tiempo. Es un error llegar el día antes e incorporarte sin apenas tiempo para asumir que se acabaron las vacaciones. Es muy recomendable darse un par de días para organizarse y mentalizarse del cambio de rutina.

Si puedes escoger, intenta incorporarte a media semana. Un miércoles o un jueves. Así el comienzo será progresivo y con un descanso a la vista que te servirá de estímulo.

En cuanto a los horarios, es importante respetar las horas laborales. No intentes ponerte al día con jornadas maratonianas. Que sea progresivo. De lo contrario rendirás menos de lo que pretendes y el desánimo puede mermarte. Y al salir aprovecha lo que queda de día. Hacer deporte es muy recomendable, pues se liberan endorfinas, las hormonas que proporcionan sensación de bienestar y optimismo. No es bueno tener la sensación de que el día es solo trabajo. En este sentido, las aficiones también son de gran ayuda. El mejor recurso para escapar un rato de la realidad y recuperar la calma si estás agobiado o quemado.

Lo normal es que durante las vacaciones hayas alterado tu horario de descanso. Hay que volver cuanto antes a los ritmos normales. Es necesario dormir 7 u 8 horas. El cansancio físico solo emporará el malestar si te deprime la vuelta al trabajo. Y durante un tiempo evita el alcohol y la cafeína. El primero es un depresor del sistema nervioso central, por lo que tenderá a agudizar la desgana y la desconcentración. La cafeína es un estimulante que aumentará la sensación de estrés o ansiedad.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

3 + 1 =


Check Also

Internet, la nueva y mejorada hoja de reclamaciones

Los tiempos han cambiado. Internet es la nueva ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes
Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador