Seguros para motoristas: lo indispensable para estar ‘cubierto’ estas vacaciones

Al contratar un seguro de moto hay que tener claro qué coberturas queremos y hasta qué presupuesto podemos contemplar. Eso sí, hay que tener en cuenta que los factores que suelen encarecer más el precio son la cilindrada de la moto y los años de experiencia del conductor. No obstante, el mercado está lleno de ofertas que podrás estudiar hasta dar con la mejor opción. 

Hasta hace unos años encontrar un seguro de moto resultaba complicado y demasiado caro aunque fueras un piloto experimentado. Las aseguradoras le veían mucho riesgo y poca rentabilidad, por lo que había pocas que lo ofrecían y las que lo incluían pedían precios muy elevados. Sin embargo, esta situación ha cambiado, y ahora mismo es posible encontrar una amplia oferta de precios en el mercado.

Seguro para motos

Comparar un seguro

Es imprescindible, antes de adquirir un seguro, realizar una comparativa de precios y servicios y ver el que mejor se adapta a nuestras necesidades y al bolsillo. Se puede hacer consultando en las oficinas que las propias compañías ponen a disposición de sus clientes, o, en el caso de necesitar asesoramiento, dirigirse a un mediador o corredor de seguros.

Otra opción interesante sería la que ofrecen los comparadores  de seguros online, no obstante, si decides este método revisa bien las coberturas antes de contratarlo, al igual que si optas por hacerlo a través de las webs oficiales de las compañías de seguros que ofrecen un sistema de contratación online.

¿Qué factores gravan el seguro?

El precio resultante de un seguro está en función de las coberturas que se contraten y del modelo dela moto. Ademásde ello también se tiene en cuenta el perfil de riesgo, si se es menor es posible que se encarezca, no obstante, existen otras opciones como poner de titular a una persona de mayor edad que pueden abaratar los precios, eso sí, si se elige esta opción conviene saber que no se podrán sumar años de experiencia si en el futuro se quieren bonificaciones por ello.

A partir de ahí, al contratar una póliza tendremos que elegir diferentes tipos de seguros;  a terceros básico, a terceros ampliado, o si se prefiere a todo riesgo con franquicia, o con robo e incendio. Éste último comprende el seguro a terceros, más el de daños propios, incendio y robo, pero pocas compañías lo comercializan y las primas suelen ser muy elevadas, por lo que suele ser una opción menos interesante que la de los automóviles.

De todos modos, lo importante a la hora de elegir uno u otro, sería valorar aspectos como el uso que se hace de la moto, dónde se guarda o por qué zona circula.

Coberturas y garantías básicas de la póliza

Las compañías ofertan distintos tipos de coberturas que varían de una a otra, lo que puede llegar a elevar el precio final. Si se contrata sólo el básico se pueden encontrar precios reducidos pero si quieres cubrir más, el coste se irá incrementando. Para evitar coberturas innecesarias, y pagar de más, hay queanalizar detalladamente lo que necesitamos y queremos contratar.

Hay aspectos que no pueden faltar en nuestro seguro. El primero y más importante a la hora de circular es el de Responsabilidad Civil Obligatoria, ineludible por ley y con carácter anual, que elimina la posibilidad de contratar seguros temporales para determinados periodos de tiempo. Esta opción cubre los daños físicos y materiales que el conductor o piloto, en el caso de los seguros para motos, puede ocasionar si hubiera un accidente, con una cobertura que puede llegar hasta los 70 millones de euros para las lesiones a personas o 15 para daños materiales, eso sí, hay que tener en cuenta que no cubriría los daños propios.

Luego existiría otra posibilidad que sería la del seguro de Responsabilidad Civil Voluntaria, pero dados los límites  que se establecen en el Obligatorio, parece innecesario.

Un segundo elemento es el seguro de accidentes para el conductor, incluyendo el pago de indemnizaciones por asistencia sanitaria, invalidez permanente y fallecimiento, un apartado que la póliza del seguro obligatorio no cubriría.

Y los dos últimos elementos serían la defensa y reclamación para siniestros, donde la aseguradora proporciona un abogado y procurador en caso de juicio además de la asistencia en carretera, especificando en cada caso cuándo comenzaría esta última: si lo hace en el kilómetro cero o a partir de un determinado kilometraje.

 

Otros artículos:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Comentarios cerrados.

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"