Retribución flexible: sácale más partido a tu sueldo

Cada vez es mayor el número de  trabajadores que aceptan una retribución flexible para beneficiarse de los servicios negociados por la empresa a un mejor precio y para obtener ventajas fiscales. Esta forma de remuneración implica un cambio de gestión dentro de la empresa y en la mentalidad del empleado. ¿Quieres saber en qué consiste y cuáles son sus ventajas?

La retribución flexible es un sistema que permite al trabajador, de forma totalmente voluntaria, elegir cómo quiere percibir su salario y adaptarlo a su economía doméstica, en función de sus necesidades familiares y personales. Le permite percibir parte de su retribución anual (hasta un 30 por ciento), a través de bienes y servicios ofertados por la empresa. Además, esta remuneración a la carta se puede ofrecer a todos los empleados, independientemente de su nivel salarial o edad.

Cada uno es libre de flexibilizar su salario, así como de elegir sus preferencias en cuanto al tipo de productos o servicios a recibir. Aunque el periodo de duración es de un año, el trabajador tiene derecho a pedir su modificación cada cierto tiempo para adaptarse a los nuevos cambios que pueda tener a lo largo de la vida (guardería para los hijos, alquiler de vivienda, cheques comida, servicios médicos, formación, compra de informática, entre otros.) De esta manera, él será el que decida cómo quiere cobrar en cada momento.

La retribución flexible no afecta en absoluto al salario actual ni al cálculo de las indemnizaciones por despido ni a la cotización de la Seguridad Social. Es un sistema que pretende sacar mayor partido a la retribución de los trabajadores sin aumentar los costes salariales a la empresa. Así, el trabajador es el que elige qué parte de su remuneración seguirá siendo monetario y qué parte será en productos y servicios que ofrece la empresa (salario especie). Y esta última también obtiene beneficios desarrollando esta estrategia de compensación.

Retribución flexible

Conceptos habituales para flexibilizar el salario

Actualmente los principales productos que se pueden obtener en concepto de salario especie y que pueden gozar de exenciones en el pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) son los siguientes:

  • La entrega de acciones o participaciones a los trabajadores.
  • Formación relacionada con el puesto de trabajo.
  • Tickets o vales de comida, con el límite de nueve euros diarios.
  • Tickets o vales transporte, con el límite de 1.500 euros anuales.
  • Guarderías.
  • Seguros de accidentes laborales o de responsabilidad civil del trabajador.
  • Seguro de salud para el trabajador, su cónyuge o descendientes, con el límite de 500 euros anuales por asegurado.
  • Equipos informáticos.

¿Cuáles son las ventajas de la retribución flexible?

La principal ventaja de la retribución flexible para los trabajadores es el incremento de su salario neto, gracias a las exenciones fiscales de los productos y bienes elegidos. Además, la empresa consigue mejores condiciones para los productos y servicios contratados que son más económicos que si se suscriben de manera individual.

Pero este sistema de redistribución del salario no es sólo ventajoso para el trabajador. La empresa mejora su posición competitiva, motiva y retiene a los buenos profesionales y aumenta el poder adquisitivo de los salarios sin ningún coste.

Actualmente son muchas las empresas que han puesto en marcha este sistema y han obtenido resultados muy satisfactorios. Por ello, teniendo en cuenta sus ventajas, se convertirá en el futuro en una necesidad que servirá para distinguir a la empresa del resto y a hacerla más atractiva en el mercado.

Según los especialistas, hay varios factores determinantes para implantar con éxito un sistema de retribución flexible:

  • Una buena comunicación a los empleados, donde las ventajas de los productos sean buenas y perciban el esfuerzo de la empresa.
  • Una herramienta flexible que facilite la gestión del sistema a la empresa y sea compatible con el sistema de nóminas tradicional.
  • Una estructura de costes reducida, adaptable a las necesidades de la empresa.
  • Determinar a quienes van dirigidos los productos que ofrece la empresa, en función de un estudio previo y características de la plantilla.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"