Rebajas inteligentes: comprar lo que se necesita con el dinero que se tiene

Las rebajas son siempre una buena oportunidad para adquirir productos y artículos a un menor precio que en otra época del año. Y lo son si compramos lo que se necesitamos de acuerdo al presupuesto que tengamos previsto. Así se conseguirán unas rebajas inteligentes.

Se acerca un nuevo periodo de rebajas, las de invierno, en el que los consumidores aprovechamos para comprar rebajado la prenda o artículo deseado, que en cualquier otro momento está fuera de nuestras posibilidades o que, simplemente, no nos interesaba.

Y es que en una época de crisis como la presente, cualquier ahorro siempre es bien recibido en nuestra economía doméstica, especialmente tras los gastos navideños y con la famosa cuesta de enero aún por superar.

Rebajas inteligentes

Rebajas condicionadas

Este año las rebajas vienen condicionadas por la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del 18 al 21 por ciento y su duración. El Real Decreto 20/2012 (de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad) deja al comerciante la decisión de aplicar las rebajas en las épocas del año que considere de mayor interés comercial. Además le otorga libertad para fijar el tiempo de su prolongación que, antes, era de dos meses.

Las previsiones de compra no son demasiado optimista. Así, la crisis va a condicionar un año más las rebajas, lo que unido al incremento de los impuestos en tres puntos, va a provocar una mayor caída en las ventas respecto al año anterior. A pesar de ello, se espera una reducción de precios en ropa y calzado que puede superar el 70 por ciento. Todo un reclamo para animar el consumo.

Guía para unas rebajas inteligentes

Para conseguir las mejores compras en rebajas debemos seguir una serie de pautas, pero lo primero es una adecuada planificación, sinónimo de éxito.

  • Tener claro lo que se necesita. Conviene que miremos el ropero (la casa, el coche…) previamente y hacer una lista con las prioridades.
  • Presupuesto. Resulta básico saber lo que podemos gastar. Conviene ser inflexible para no quedarnos en números rojos.
  • La compra. Durante la semana a primera hora de la mañana hay menos aglomeraciones; todo lo contrario que los fines de semana. Ir al principio de las rebajas garantiza una mayor variedad, aunque también menores descuentos.
  • Comparar precios. Mirar productos en distintos comercios y también por  Internet. Según el reciente Estudio de Consumo Navideño a nivel europeo elaborado por  la consultora Deloitte, la red es usada en un 22 por ciento como elemento de búsqueda y un 15 por ciento como herramienta para comparar.
  • Internet. La red se ha convertido en los últimos años en un lugar cada vez más demandado para las compras durante las rebajas. Puede recurrirse a la web de los centros comerciales o tiendas donde ofrecen el mismo descuento. Además, es más sencillo y se evitan las aglomeraciones. El estudio de la consultora revela que un 69 por ciento realiza compras presenciales frente al 31 que lo hace on line.
  • Probar y revisar. Antes de pasar por caja, conviene hacer una prueba y revisión a fondo de la prenda u objeto para no llevarnos sorpresas desagradables.
  • Pagos con tarjeta de crédito. Hay que ser cuidadoso. Sobre todo con los plazos de pago o las compras a crédito por unos meses, porque los intereses podrían llevarse el ahorro logrado en la compra de un artículo.

Consejos

Además de realizar unas rebajas inteligentes, no demos olvidar que los consumidores tenemos los mismos derechos en este periodo que en cualquier otro momento del año.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de consejos:

  • Los productos tienen que haber formado parte de la exposición de la tienda durante al menos un mes.
  • Su calidad debe ser la misma que antes del tiempo de rebajas.
  • Los artículos deben mostrar el precio original junto al rebajado, o indicar el porcentaje de ahorro.
  • Algunos establecimientos fijan condiciones especiales, como devoluciones o pago con tarjeta. Han de indicarlo claramente al consumidor.
  • El servicio postventa y las garantías son las mismas.
  • Es imprescindible conservar el ticket de compra.

Con una buena planificación y un gasto racional, en el que tengamos en cuenta nuestro presupuesto y necesidades conseguiremos hacer unas rebajas inteligentes y ahorrar dinero. 

Otros artículos de interés:

 

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"