Principales formas de pago sin dinero en España y nuevas maneras para el futuro

En España el uso del efectivo sigue siendo la forma de pago predominante, aunque las nuevas tecnologías van ganando terreno y el dinero de plástico o digital es cada vez más común. Veamos cuáles son las formas más utilizadas para pagar en nuestro país y cuáles se perfilan como los sistemas de pago del futuro.

Las tarjetas de crédito y débito han substituido en parte el dinero en metálico desde hace mucho años, y casi está equiparado el uso de ambas opciones por parte de los usuarios. Pero ambos sistemas corren el riesgo de quedar obsoletos en poco tiempo, pues las tecnologías digitales no dejan de innovar y proponer nuevas posibilidades para llevar a cabo transacciones de forma más ágil y segura, que poco a poco parecen apostar por la desaparición del efectivo e incluso el uso de cualquier elemento físico.

Un fenómeno que afectará al mercado comercial internacional y que, desde luego, no será una excepción en España, donde por ejemplo el uso de tarjetas contactless (con un chip incorporado) está por encima de la media europea en un 12%. De hecho, un 57% de los españoles usan este sistema de pago por solo un 45% en el resto de la Comunidad Europea.  Además, seis de cada diez españoles (59 %) utiliza aplicaciones móviles para sus compras, de manera que tal y como avanzábamos en el párrafo anterior, sus pagos ya no implican ni dinero en metálico ni el uso de tarjeta alguna.

Sistemas de pago sin efectivo

De hecho, según un estudio realizado por Funcas sobre los canales digitales de pago, en España el 94 % de los bancos facilita el pago a través del móvil, el 88 % pone a disposición de sus clientes tecnologías NFC (como las tarjetas contactless), 81 % ofrece aplicaciones de cartera digital o wallets, el 44 % facilitan stickers contactless (pegatinas con tecnología NFC para colocar en la carcasa de nuestro móvil), el 38 % dispone de identificación biométrica y el 19 % ofrece wearables. Sistemas todos ellos que no involucran efectivo ni documento físico alguno.

Pero los avances tecnológicos no se paran ahí, ni mucho menos, y aunque algunos sistemas aún se hayan en periodo de pruebas, o ya se aplican pero no han llegado al mercado español, son varias y muy diversas las maneras de que dispondremos para pagar nuestras compras en un futuro no muy lejano.

Cómo pagaremos en el futuro

Comentábamos hace unos días un nuevo sistema de pago promovido por la empresa AliPay, que ya se está experimentando en China y que responde al explícito nombre de Smile to pay. Consiste en una cámara 3D y diferentes procesos de verificación para que podamos pagar a través del reconocimiento facial. Es decir, con la sonrisa, aunque no llevemos encima ni la cartera ni ningún otro documento. Basta con estar registrado en el sistema.

Otro revolucionario modo de pago serían las gafas de sol contactless de Visa con las que podremos asociar las tarjetas y pagar como si se tratase de una tarjeta contactless. Otras empresas financieras trabajan en la misma línea pero adaptada a anillos, pulseras u otros complementos que permitirían realizar pagos con solo acercar el ornamento en cuestión a un datafono.

El reconocimiento biométrico  se había utilizado hasta el momento como método de autentificación para pagos con tarjetas, ya fueran las huellas dactilares, la identificación facial antes mencionada o incluso los latidos del corazón,  pero nunca se había utilizado como forma de pago en sí, algo que parece una opción inminente según algunos proyectos muy avanzados de algunas startups del sector financiero.

Lo que sí se está aplicando ya es un sistema de implantación de un chip subcutáneo. Consiste en implantar (voluntariamente) un microchip bajo la piel de los trabajadores, lo cual les permitirá sacar fotocopias, realizar sus compras en las máquinas expendedoras de la empresa o el acceso a determinadas áreas de la oficina, entre otras opciones, que pueden ir ampliándose o limitándose en función de las responsabilidades o cargos de dichos empleados.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

¿Se puede interrumpir el paro para trabajar y recuperar después el subsidio anterior?

En verano son muchos los desempleados que encuentran ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes
Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador