Odotipos y sonotipos: marca de empresa multisensorial

El mercado es cada vez más exigente y la competencia feroz en la práctica totalidad de los sectores, de modo que las empresas deben ser cada vez más creativas, destacar y buscar el modo de distinguirse, dejar huella y seducir a los clientes. Deben encontrar su lugar y fidelizar a los consumidores. Y eso solo se consigue innovando, siendo diferentes y buscando nuevos canales de venta y estimulación comercial. Por ejemplo, las marcas de empresa multisensoriales, que apuestan no sólo por el logotipo convencional, sino que experimentan con odotipos y sonotipos. Los tiempos están cambiando, y hay que poner los cinco sentidos para no quedarse al margen.

No solo la vista y el tacto (logotipos y packaging) entran en juego a la hora de vender. El marketing ha evolucionado enormemente, y el neuromarketing ha introducido muchos más factores en la fórmula comercial, que consisten en estimular al cliente casi a niveles subconscientes. De ahí que tan importantes sean los impactos visuales y el aspecto estético de los productos (los colores y la presentación) como otros atractivos relacionados con el sonido o el olor.

No podemos ignorar ninguno de los cinco sentidos, y por ello hay que innovar incluso en cuestiones de marca. Ya no basta tener un logotipo acertado, que se convierta en la imagen comercial de la empresa, que sea atractivo y fácil de identificar. Hay que ir más allá en materia de marketing sensorial y, apelando a las percepciones sensoriales del cliente, tratar de mejorar su experiencia en nuestro establecimiento, y también su experiencia con el uso de nuestros productos y servicios. Una inversión en estrategia sensorial puede conseguir una multiplicación de la facturación, ya se aplique en los establecimientos comerciales como sobre el packaging de nuestros productos.

Hay que recordar que todo cuanto rodea nuestro producto o nuestro comercio comunica una información que recibe el potencial cliente, y no debemos descuidar ningún aspecto. Por eso no basta la vía visual de un logotipo para vender la marca. Un aroma corporativo (odotipo) podría mejorar la percepción de tus productos o de tu negocio, y una marca sonora (sonotipo) podría ayudarnos a definir mucho mejor lo que el cliente percibe de nosotros, completando de ese modo el resto de nuestra comunicación de empresa. Quienes jueguen mejor la baza sensorial, sin duda se posicionarán con mayor personalidad en el mercado, y diferenciarse es uno de los retos más importantes para hacer frente con éxito a la competencia.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

9 + 4 =


Check Also

¿Qué es el Comercio Justo?

Otra economía es posible, un sistema más justo ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes