Nuevas líneas ICO 2015, vías de financiación para autónomos y empresas

Desde inicio de año puede solicitarse financiación a través de las nuevas líneas oficiales ICO 2015, cuyas favorables condiciones atraen a muchos emprendedores, ya sean en régimen de autónomos o empresas, para poder sacar adelante sus proyectos, pues con estas líneas de préstamo se financian tanto necesidades de liquidez como de inversiones, tales como la realización de obras, por ejemplo, o la compra de material profesional.

Se trata de financiación orientada a autónomos, empresas y entidades públicas y privadas, tanto españolas como extranjeras, que realicen inversiones productivas en territorio nacional. Los fondos de las líneas ICO los aporta el Estado, si bien es cierto que las solicitudes deben presentarse ante las diferentes entidades financieras adheridas a cada línea, pues son ellas las que deciden si conceden o no la financiación y en qué condiciones.

El formato más utilizado, y el que aquí explicamos,  es el de la línea para Empresas y Emprendedores, a través de la cual una empresa puede obtener financiación para necesidades de liquidez (pago de nóminas, pago a proveedores, compra indispensable de mercancías…) o para realizar inversiones (adquisición de activos fijos nuevos o de segunda mano, vehículos, adquisición de empresas…).

Línea de crédito oficial

En principio, la inversión debe efectuarse en el plazo máximo de un año desde la concesión, aunque también pueden financiarse inversiones realizadas durante 2014. Y el plazo de amortización de estos préstamos suele ser de uno a cuatro años para liquidez (con posible carencia de principal de un año), y de uno a veinte años para inversiones (con posible carencia de hasta dos años).

El importe máximo financiable es de 12’5 millones de euros, y éste se concede en forma de préstamo, o leasing si lo que se financia es una inversión. Las condiciones de este tipo de financiación a través del ICO suelen sean mejores que las de un préstamo bancario convencional.

El tipo de interés  en los préstamos ICO puede ser fijo o variable (más el margen de cada entidad financiera, el cual depende del plazo de amortización). Así, para operaciones a un año sin carencia, el interés variable es actualmente del 3’032%. En un préstamo habitual, en cambio, el interés estaría entre el 4’25% y el 4’75%.

El banco que valida la operación no puede cobrar comisiones (excepto en caso de amortización anticipada).

Con la misma línea ICO también puede financiarse la realización de obras de rehabilitación o reforma de edificios, elementos comunes y viviendas.  Se pueden financiar todos los conceptos incluidos en las obras de rehabilitación o reforma (mano de obra, minutas de arquitecto, aparejador o ingenieros…) pero, por el contrario, no es financiable la construcción de una vivienda nueva.

Hay otras muchas líneas de préstamos ICO que abarcan un amplio espectro de las necesidades inversoras del tejido empresarial, por lo cual es recomendable informarse en su oficina bancaria.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

1 + 8 =


Check Also

Riesgos de pagar con el móvil

Tal y como explicamos en el post la ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes