Nobel de Economía para premiar nuevos conocimientos sobre el mercado laboral

El canadiense David Card, el estadounidense Joshua D. Angrist y y el holandés Guido W. Imbens, todos ellos profesores en universidades norteamericanas, han sido los galardonados este año con el Premio Nobel de Economía por sus trabajos de investigación, que han aportado nuevos y valiosos conocimientos sobre el mercado laboral.

De hecho, el galardón se ha dividido en dos premios, distribuidos entre los tres economistas. David Card ha sido reconocido “por sus contribuciones empíricas a la economía del trabajo”, mientras que Angrist e Imbens comparten la otra mitad del Nobel «por sus contribuciones metodológicas al análisis de las relaciones causales». De este modo, el premio en metálico se dividirá entre las dos propuestas premiadas.

Premio económico

Así, Card recibirá cinco millones de coronas suecas (unos 500.000 dólares) de los 10 con los que está dotado el Nobel de Economía, mientras que los otros dos galardonados percibirán 2’5 millones de coronas cada uno.

La economía del trabajo centra los estudios de los tres premiados, que han centrado sus investigaciones en dar respuesta empírica a algunas de las grades preguntas que marcan la realidad actual del mercado laboral internacional. Por ejemplo: ¿Cómo afecta la inmigración a los salarios y el empleo? ¿Qué importancia tiene realmente una educación más larga para los futuros ingresos que percibirá una persona?

Interrogantes a los que los economistas galardonados han respondido aplicando la lógica científica de la causa-efecto, o lo que es lo mismo, mediante experimentos naturales.

En concreto, Card ha dedicado su carrera a analizar a través de experimentos naturales los efectos en el mercado laboral de los salarios mínimos, la inmigración y la educación. Algo que resulta muy difícil de interpretar en términos económicos. No obstante, y aquí se postularon los otros dos galardonados, Angrist e Imbens consiguieron demostrar cómo obtener resultados precisos con el sistema natural de la causa-efecto.  Tanto es así, que han llegado a explicar, por ejemplo, cómo afecta en el individuo y su futuro profesional el nacer en un lugar o un año en concreto.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

Las estafas también amenazan el Bizum

Desde el año 2016 es habitual en cualquier ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración