Menos papel y plástico en los comercios para fomentar el ahorro ecológico

Cuidar el medio ambiente y reducir costes. Estos son los dos motivos principales por los que algunas grandes empresas comerciales han puesto en marcha ambiciosos proyectos de ahorro ecológico consistentes en la eliminación progresiva de los tickets de caja en papel, del mismo modo que en su momento se llevó a cabo la iniciativa de retirar las bolsas de plástico gratuitas de muchos comercios, sustituidas por las reutilizables de pago.

Las cantidades de papel utilizadas por las grandes superficies comerciales para expedir tickets de compra son ingentes, cuando sus propios responsables reconocen que la mayoría de los clientes ni siquiera cogen el recibo o lo pierden antes de llegar a su vehículo con la compra. Un derroche económico y ecológico innecesario, por lo tanto.

Por este motivo, las empresas pioneras en esta iniciativa han anunciado la eliminación progresiva de estos recibos en papel, que serán sustituidos por sistemas digitales que permitirán la opción de que el cliente reciba el ticket escaneado por correo electrónico o que el documento quede archivado en una ‘app’ específica. Una medida que contribuye a reducir el negativo impacto medioambiental que supone el gasto de papel, y que además puede resultar útil a los consumidores, según reconoce la oficina de atención al consumidor FACUA, ya que disponer de los comprobantes de compra en un archivo digital reduce el riesgo de no contar con sus versiones en papel cuando resulta necesario plantear una reclamación.

Suprimir los tickets de caja supondría un enorme ahorro de papel

En cualquier caso, desde FACUA recuerdan que, a pesar de las ventajas de estas iniciativas, el consumidor siempre tendrá derecho a exigir la entrega de un ticket o factura en papel, al tratarse de un derecho reconocido en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Es decir, que lo que puede eliminarse es la impresión automática de facturas, pero este servicio debe mantenerse ante una posible petición expresa del consumidor.

Además, en el capítulo de advertencias o complicaciones en la puesta en marcha de estos proyectos, Facua recuerda que todavía hay un elevado porcentaje de consumidores que no tienen acceso a Internet, ya sea por motivos económicos o por desconocimiento del funcionamiento de las nuevas tecnologías, y lógicamente a estos consumidores no se les puede desatender o marginar por sus carencias.

Algunos comercios se plantean también limitar la impresión de tickets emitidos en las secciones de frescos (pescadería, carnicería, frutería…), que acaban por duplicar el gasto de papel cuando pasan por caja y se incluyen en la compra total.

Frente a la imposibilidad de eliminar el papel, como es el caso de venta de entradas para espectáculos, o billetes de avión o papel para regalo, cabe la opción de acogerse al convenio de Forest Stewardship Council, que certifica el uso de papel procedente de bosques gestionados de forma sostenible para cubrir dichas necesidades.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

5 + 9 =


Check Also

Dar buen ejemplo es la mejor educación financiera para los hijos

Predicar con el ejemplo. Ese es el gran ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey