Los alumnos españoles acaban la enseñanza obligatoria sin saber interpretar una factura

Que las conclusiones de los sucesivos informes PISA en materia de educación son preocupantes en lo que se refiere a los alumnos españoles es algo que ya no debería sorprender a estas alturas, pues han estado por debajo de la media de los países de la OCDE desde que se iniciaran este tipo de estudios intergubernamentales. Unos resultados que evidencian la ineficacia de las sucesivas reformas de las leyes educativas en nuestro país en las últimas décadas.

El último ejemplo ha sido un informe del programa internacional de evaluación que arroja la siguiente realidad: uno de cada seis alumnos españoles de 15 años (16,5%) tiene dificultades para resolver asuntos sencillos de economía doméstica, como interpretar una factura, tomar decisiones sobre el gasto cotidiano o utilizar una tarjeta de crédito. Unos datos más alarmantes, aún si cabe, atendiendo al hecho de que los alumnos evaluados son aquellos que finalizan la etapa de enseñanza obligatoria y, por lo tanto, se enfrentan a la decisión de seguir estudiando o de acceder al mercado laboral. Algo que afrontarían con las enormes carencias referidas en el informe, las cuales lógicamente les dificultaría muchísimo su adecuada integración en el mismo, ya que algunas de sus limitaciones hacen referencia, por ejemplo, al uso de cuentas bancarias u otros sencillos y funcionales productos financieros necesarios para las mínimas necesidades de la economía doméstica y cotidiana.

interpretar una factura

Otras conclusiones del estudio son, por ejemplo, que el 59 por ciento de los alumnos españoles tiene una cuenta bancaria abierta, y son estos los que mejores resultados consiguen en competencia financiera; y por otro lado, se ha detectado un 15% de la variación de rendimiento en materia financiera en función del nivel socioeconómico del alumno. Los alumnos con al menos uno de los padres con profesión cualificada puntúan mejor en esta prueba que aquellos cuyos progenitores tienen menor cualificación. Cabe destacar también el siguiente dato: los alumnos inmigrantes en España obtienen tienen menor nivel de conocimientos financieros que los nativos con un nivel socioeconómico parecido.

En su cómputo global, el informe convida a la reflexión a todos los niveles, pues los resultados son evidentemente mediocres. Pero cabe decir que en España, el Ministerio de Educación desarrolló por primera vez un programa formativo que incluía la educación financiera en Secundaria en el curso 2010/11. Se denominó “Finanzas para todos” y el piloto dirigido a chicos de 3º ESO (14-15 años) constaba de 10 horas de enseñanza de conceptos básicos financieros.

La actual Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que comenzará a implantarse este próximo mes de septiembre, introduce en sus currículos de Primaria y Secundaria la enseñanza financiera. Los resultados aún están por ver.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

3 + 5 =


Check Also

Dinero fiat, dinero que ya no es oro

Históricamente el oro y la plata eran los ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"