Las mariposas podrían ser el futuro para combatir la falsificación

Son muchas las medidas de seguridad que se toman en el mundo de las finanzas para evitar el fraude a través de la falsificación. Dinero, tarjetas o cualquier producto es susceptible de ser clonado o suplantado para delinquir, y hay que sofisticar los sistemas para impedirlo al mismo ritmo en que se modernizan las vías fraudulentas.  Pero quien iba a imaginarse que una de las opciones más seguras para combatir la falsificación en un futuro no muy lejano podría inspirarse en el diseño natural de las alas de las mariposas.

Y no nos referimos a un sistema creado inspirándose en las mariposas, sino aplicando a los productos que quieren protegerse las escamas auténticas que estos animales tienen en sus alas. Es lo que llaman tecnología Teslagram, desarrollada por investigadores del Instituto de Física de Belgrado utilizando las microestructuras biológicas que recubren a estos insectos.

Irreproducibles

En una mariposa hay entre 100.000 y 200.000 escamas, y una sola de éstas sería suficiente para proteger un objeto, si se consigue adherir  a él en un lugar seguro y localizado. Las escamas son tan pequeñas (unos cien micrómetros de largo, unos 30 de ancho y unos dos de alto) que es imposible copiarlas. Son estructuras 3D. Como diminutos hologramas tridimensionales únicos e imposibles de reproducir, y por tanto prueba inequívoca de autenticidad. Cada una de estas escamas es como una huella dactilar.

Estas diminutas escamas se quitarían de las alas de las mariposas después de su muerte natural de forma que quedasen enteras para ser aplicadas en lo que se desea proteger. Y esos objetos podrían ser desde llaves electrónicas u obras de arte a tarjetas de crédito o papel moneda. Incluso medicamentos, según auguran los creadores de Teslagram. Un nombre, por cierto, escogido para homenajear al gran científico estadounidense de origen serbio Nikola Tesla.

El lector de Teslagram que reconoce el objeto protegido por la escama también ha sido desarrollado por ese grupo de investigadores, que han registrado la patente y la marca. El instituto espera que en menos de un año pueda empezar a aplicarse esta tecnología en productos comerciales en materia de seguridad antifalsificación. Su aplicación al dinero, sin embargo, es más compleja debido a la gran cantidad de unidades que deberían protegerse. Es un reto a largo plazo, que sin duda pasaría por combinarse con otros sistemas ya existentes.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 4 =


Check Also

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?

No vamos a poder contestar con exactitud al ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno