La regla del 50, 20, 30 para llegar a final de mes

La batalla mensual de la economía doméstica consiste en gestionar gastos e ingresos para llegar a fin de mes, y no siempre es un objetivo fácil de cumplir. Por eso nunca está demás conocer algún truco como, por ejemplo, la regla del 50/20/30, que es uno de los más populares.

Se trata de un sistema de distribución de ingresos y gastos para gestionar la economía familiar

Este sistema lo dio a conocer la senadora estadounidense Elizabeth Warren en el libro All Your Worth, y las cifras que lo definen hacen referencia a los porcentajes que deberemos dedicar nuestros ingresos para llevar una gestión eficiente de nuestras finanzas familiares. Así, hay que destinar el 50% de nuestro presupuesto a  las necesidades, un 20% a nuestros objetivos financieros y un 30% para nuestro estilo de vida.

Las necesidades deben englobar gastos fijos como el alquiler o la hipoteca de una vivienda, los gastos que se desprenden de ella, o la educación propia o de los hijos. Y eso supondrá el 50% de nuestros gastos. El 20% de objetivos financieros  es esa cantidad de dinero que ahorramos o que usamos para pagar una deuda, los créditos del banco o el plan de pensiones. También pueden entrar en este segmento acciones como ahorrar para cosas específicas como un viaje o guardar una cantidad de dinero para emergencias o gastos imprevistos que pueden surgir durante el mes.

Estilo de vida

Y finalmente el 30% dedicado a preservar nuestro estilo de vida, porque no todo debe ser vivir para trabajar, sino que también conviene trabajar para vivir, y hacerlo según nuestros gustos y anhelos. En este apartado se incluye el ocio, las compras, los hobbies y otros gastos como podría ser  la tarifa del gimnasio, las suscripciones a servicios de streaming o caprichos gastronómicos, si estos no estaban incluidos en las necesidades como alimentación.

Hay que tener en cuenta que este tipo de sistemas no se ajustan de forma exacta a todo el mundo, y que hay que saber adaptarse a ellos en caso de querer usarlos para gestionar el presupuesto de un mes. Por ejemplo, si el nivel de ingresos desciende, es probable que haya que aumentar el porcentaje destinado a las necesidades y reducir el de “estilo de vida”. Después depende del sentido común y la capacidad de sacrificio de cada usuario de la regla, pero su bien uso tiene una eficacia más que demostrada, y puede ayudar mucho a la buena gestión de la economía familiar.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

1 + 9 =


Check Also

Consejos para que las Navidades no te salgan caras

Llega la Navidad, y con ella la felicidad ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey