Ingenios para ahorrar energía en casa (II)

La semana pasada os ofrecimos algunas originales maneras de ahorrar energía en casa mediante artilugios de lo más curiosos y variopintos, y siguiendo en la misma línea iniciamos esta segunda entrega de ingenios para el hogar con uno que resulta tan sorprendente como práctico, y que de algún modo viene a refrendar esa máxima científica según la cual la energía nunca se destruye, sino que se transforma, y podemos seguir utilizándola en sus más diversas versiones.

Pues bien, nos referimos a las lámparas hidráulicas. Un invento alucinante que consiste en iluminar con el flujo natural del agua, sin la intervención de la corriente eléctrica para generar la luz. Un concepto de iluminación creado en el año 2009 por el diseñador Alejandro Villareal y que consiste en un recipiente de vidrio moldeado que se conecta a un sistema de tuberías de agua, de manera que cada vez que alguien utiliza algún aparato que esté conectado a dicho sistema, como la ducha, el lavavajillas, la cisterna…etc, el flujo natural del agua produce el movimiento de una micro turbina que, a su vez, convierte este movimiento en electricidad, y ésta es enviada a una batería que alimentará las lámparas.

ahorrar energía

Quién no disponga de este ingenio, lo mejor que puede hacer es conseguir un monitor energético, que analizará y evaluará en todo momento el consumo de energía en nuestro hogar y nos permitirá saber dónde y cuándo podemos reducirlo.  Está probado que que tan solo con conocer específicamente cual es el consumo de energía que estamos realizando, podemos reducir el consumo entre un 10 y un 15%. Y la manera de saberlo es con este sencillo aparato.

En esta segunda entrega de ingenios ahorrativos, les proponemos otro curioso gadget que puede ayudarnos a reducir costes en casa es un aparatito que parece sacado de una película futurista. Se trata de un detector de movimientos por infrarrojos que enciende o apaga las luces del hogar por presencia. Es decir, evita que estén encendidas cuando no hay nadie en la habitación. El ahorro es evidente. Les llaman sensor de movimiento PIR.

Pero si los ingenios mostrados hasta el momento les han parecido curiosos, acabamos con uno que es de premio: unas plantillas llamadas Solepawer, que se adaptan a cualquier zapato y generan una energía que a través  de unos cables que van por el interior de los cordones cargaran una pequeña batería sujeta a tu tobillo o ya incorporada en el zapato.  Con ella podremos cargar mientras andamos desde el móvil a cualquier otro aparato electrónico de uso cotidiano que llevemos con nosotros.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 7 =


Check Also

Disfruta de la paternidad “laboral” a tiempo parcial

  Desde el pasado 1 de enero de ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
Portada del libro de Katrine Marçal