Guía rápida y efectiva para reducir la factura fiscal en 2015

Con la llegada del final de año, llegan también los consejos para ajustar la factura fiscal. Conseguirlo parece cada año más complicado. Por un lado, las tradicionales estrategias para hacerlo como las deducciones por vivienda fueron desterradas por los recortes de la crisis. Por otro, la variedad de pequeñas deducciones que hay es tan amplia y ligada a la casuística como difícil que un mismo contribuyente pueda hacer uso de todas ellas.

Renta 2015

Por ello, en esta ocasión hemos optado en este blog por tratar de identificar aquellas deducciones que están al alcance de cualquier contribuyente sin condicionantes y con independencia de su actividad durante 2015 o de sus ingresos.

Por novedosa y por ser el método que más deducciones permite, la primera de estas medidas en la que deberemos reparar es en la deducción asociada a la financiación de nuevas empresas. Es el denominado incentivo a favor de los “Business Angels” aprobado en 2013. Establece una deducción del 20% por las aportaciones realizadas para la creación de una nueva empresa a cambio de acciones o participaciones en la misma. Los límites para los donantes tienen una base máxima de deducción de 50.000 euros anuales, con una participación en la nueva compañía que no puede superar el 40% de capital de la sociedad. El objetivo de esta deducción es incentivar la creación de nuevas empresas, por lo que solo será viable si las compañías destinatarias no superan los 400.000 euros en fondos propios en el momento en que el inversor adquiera las acciones.

En segundo lugar aparece el gran clásico de las deducciones fiscales de final de año: las aportaciones a los planes de pensiones. Desaparecida la opción de desgravar por una compra de vivienda habitual, esta es la gran baza de final de año para la mayoría de los contribuyentes. No por casualidad los bancos despliegan toda su artillería de marketing con estos productos en este último mes. Se pueden realizar aportaciones sujetas a deducción hasta un máximo de 8.000 euros por persona o del 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

Una estrategia similar, es decir la que combina ahorro a largo plazo y desgravaciones, la ofrecen los Planes de Ahorro 5. Este producto de ahorro también ofrece deducciones fiscales para las aportaciones, aunque con un límite máximo de 5.000 euros y ligada a la obligación de mantener esa aportación en cartera más de cinco años.

Una vez agotados estos límites queda la opción de rebajar la factura fiscal al tiempo que se ayuda a otros a través de las donaciones a entidades sin ánimo de lucro y Organizaciones No Gubernamentales (ONGs).

El sindicato de los Técnicos de Hacienda Gestha recomienda “conservar los justificantes de los importes donados a entidades solidarias” y recuerda que las donaciones a ONGs o fundaciones “tienen una desgravación del 50% para los 150 primeros euros donados y de un 27,5% para el resto”. En caso de la cantidad donada a la ONG se haya mantenido estable durante los tres últimos años, se amplía esta segunda parte la deducción al 32,5%. Eso sí, para que las deducciones lleguen a estas cuantías las organizaciones destinatarias deben estar acogidas a la Ley 49/2002, de lo contrario la deducción máxima por aportación se limitará al 10%.

También pueden ayudar a rebajar la factura fiscal las contribuciones realizadas a sindicatos y partidos políticos. En este último caso, la deducción es de 20%, pero con un límite máximo de 600 euros.

Agotadas estas deducciones, a las que todo el mundo puede recurrir en el último minuto, el siguiente paso para rebajar la factura fiscal pasa por cotejar si se cumplen los requisitos necesarios para poder disfrutar del resto deducciones.

Por ejemplo, hemos comentado que ha desaparecido la deducción por vivienda habitual. Pero no para todos. Quienes compraron una vivienda antes de 2013 y todavía están pagando la hipoteca siguen disfrutando de la posibilidad de deducirse el 15% de las aportaciones realizadas para pagar la hipoteca, hasta un límite de 9.040 euros. Lo mismo les ocurre a quienes comenzaron unas obras de rehabilitación de su vivienda habitual antes de esa misma fecha. Todos los gastos en los que haya incurrido por esas reparaciones son deducibles, con el límite de 9.040 euros.

La fiscalidad siempre es importante a la hora de decidir qué hacer con las inversiones, pero este año mucho más. A partir de 2016, los tipos impositivos que gravan los beneficios derivados de inversiones mobiliarias se reducen en medio punto. Aunque la cuantía no parece muy grande, sí es significativa de cara al ahorro que puede implicar. Por ejemplo, en la venta de unas acciones. Si se decide vender antes de que termine 2015, habría que pagar entre el 19,5% y el 23,5% por los beneficios obtenidos en esa operación, mientras que si la venta se retrasa a 2016, el tipo a aplicar a los beneficios estaría entre el 19% y el 23%.

Los mayores de 65 que se hayan jubilado este mismo año, y quieran recuperar el dinero aportado a su plan de pensiones deben recordar que si a lo largo del año han tenido otros ingresos, esas cuantías rescatadas serán fiscalmente consideradas renta del trabajo y tributarán al tipo marginal del contribuyente. En cambio, si esperan a rescatar el plan de pensiones a un año en el que no hayan tenido otros ingresos laborales es muy probable que el tipo marginal aplicable sea mucho más bajo.

Otra gran novedad de la renta de 2015, es que se permite que los rendimientos negativos del capital mobiliario (acciones, fondos de inversión, etc) puedan ser compensados con ganancias patrimoniales (como la venta de una casa). El porcentaje de compensación el primer año es del 10%, y se amplía al 15%, 20% y 25% en cada uno de los años sucesivos.

Como hemos comentado antes, la casuística es muy amplia en el mundo de las deducciones fiscales se multiplica, aún más, si abordamos las específicas de cada Comunidad Autónoma. Así que, llegados a este punto, recurrimos al eterno consejo de la Trastienda de la Economía. En cuestiones financieras y, en este caso, también fiscales siempre hay que acudir al consejo de los expertos.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

8 + 6 =


Check Also

Guía para entender qué pasa con el impuesto de plusvalía municipal

Muchos propietarios de viviendas compradas en los momentos ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
Portada del libro de Katrine Marçal