Esquiar con seguridad, descubre las claves para hacerlo sin riesgos

Se inicia una nueva temporada invernal en la que los aficionados a la nieve van a disfrutar de su deporte favorito. Pero esquiar entraña riesgos, aunque si se toman las adecuadas medidas de seguridad quedan minimizados.

Un año más llega el momento que muchos entusiastas del deporte blanco estaban esperando con verdadera ansia: el inicio de la temporada. Y esto supone, además de la diversión, el contacto con la naturaleza … Las habituales colas en los telesillas, pistas abarrotadas…Y es que, según datos de  la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y de Montaña (ATUDEM) la campaña 2011-2012 supuso un volumen de visitantes a sus estaciones asociadas de más de cuatro millones y medio de  personas.

Por ello, es necesario tomas medidas que refuercen la seguridad sobre las pistas y en el momento de bajar por ellas. Así, es conveniente seguir las recomendaciones que ofrecen las estaciones de esquí y tener en buen estado el equipo.

Esquiar con seguridad

 El equipo para esquiar

En la mayoría de las ocasiones no se le presta la suficiente atención y se deja “aparcado” en algún lugar al terminar la temporada, recuperándolo para la nueva. Es clave comprobar que está en buen estado antes de ir a esquiar.

  • Botas. Deben ser de la talla exacta, sin que aprieten ni causen rozaduras, que protejan los pies.
  • Esquís y bastones. Su longitud ha de ser proporcional a la estatura del esquiador.
  • Fijaciones. Tienen que estar perfectamente reguladas.
  • Casco. Es básico. Protege en las caídas la cabeza, evita lesiones y en muchos casos salva vidas.
  • Gafas. Con ellas se impide que la luz solar dañe los ojos y provoque quemaduras. Además, protege de las ventiscas.
  • Ropa de abrigo. Un conjunto que permita moverse con libertad, impermeable y transpirable. La ropa interior ha de ser térmica. También hay que incluir guantes, gorro y una braga para el cuello.
  • Crema de alta protección, específica para cada piel, y un protector labial.

Antes de esquiar

Con el equipo ya revisado y en buenas condiciones, antes de lanzarse montaña abajo hay que tener en cuenta:

  • Informarse de la estación de esquí y sus instalaciones. Conocer de antemano cómo son las pistas tiene, el estado de la nieve …
  • Estar en forma. Si no se ha realizado ninguna actividad física desde el final de la pasada temporada, es necesario en las semanas previas ponerse en forma.
  • Un buen desayuno para afrontar el día con energía.
  • Ejercicios de calentamiento. Se reduce el riesgo de lesiones, se logra un mayor rendimiento muscular y una mejor recuperación tras el ejercicio.
  • Al notar los primeros síntomas de cansancio, dejarlo.

Y si se es novato, iniciarse en la práctica del esquí de la mano de un instructor o una persona experimentada.

Tipo de nieve

Para la práctica del esquí también es importante un tiempo meteorológico propicio y que la nieve esté en buenas condiciones.

Según el tipo de nieve que hay en las estaciones de esquí habrá que extremar las precauciones:

  • Nieve polvo. Es la mejor para la práctica de los deportes invernales. Es un tipo de nieve fresca, ideal para esquiar, ya que en caso de una caída amortigua el golpe y evita lesiones graves. Además, se controla mejor la velocidad de bajada.
  • Nieve dura. Propicia los resbalones al estar más asentada en el terreno y ser resistente. Este tipo de nieve aumenta la velocidad de los esquís, por lo que hay que tomar precauciones.
  • Nieve húmeda. Suele darse en días soleados, con temperaturas propias de la primavera. Es mejor esquiar a primera hora, ya que después la calidad de la nieve se reduce y aumenta el riesgo de sufrir algún percance.
  • Nieve primavera. Corresponde a las últimas nevadas de la temporada. Se trata de una nieve esponjosa que complica esquiar. Al igual que con la húmeda, es mejor hacer deporte por la mañana.

Respeto a las normas

Dentro de la pista es fundamental un respeto hacia los otros esquiadores.

La Federación Internacional de Esquí (FIS) establece algunas normas aplicables a todos los esquiadores, snowboarders y demás personas que se encuentren en las pistas.

  • Respeto a los demás, al balizaje y las señalizaciones.
  • Control de la velocidad y el comportamiento.
  • Elección de la ruta.
  • Adelantamientos. Deben realizarse con espacio suficiente.
  • El esquiador que entra en la pista debe mirar para asegurarse que está despejada.
  • No se puede parar en la pista. En caso de caída, hay que apartarse cuanto antes.
  • Las personas que suban y bajen a pie deben hacerlo por el lateral.
  • Prestar socorro a los esquiadores accidentados.
  • Identificación. Todos los esquiadores o snowboarders testigos de un accidente, sean o no responsables, deben identificarse e intercambiar nombres y direcciones.

Siguiendo estas normas de comportamiento en la pista y algunos consejos sobre el estado del equipo, la forma física personal y las condiciones de la nieve, se podrá esquiar con garantías, con lo que se evitarán caídas, lesiones propias y a los demás.

Otros artículos de interés:

 

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"