El efecto mariposa de la subida de tipos de interés en Estados Unidos

El pasado diciembre, la Reserva Federal de Estados Unidos subió los tipos de interés en 25 puntos básicos, pasando del 0-0,25% al 0,5%. Ya hemos explicado en varios post de esta bitácora que las decisiones de los bancos centrales sobre tipos de interés afectan, y mucho, a nuestros bolsillos. Puede que nos parezca poco, incluso que se nos antoje un hecho lejano, sin trascendencia para nuestras economías familiares.

2016-02-02

No obstante, nada más lejos de la verdad. Precisamente los cambios en instancias decisorias tan importantes y en la economía más importante del planeta tienen un “efecto mariposa” que debemos tener en cuenta en los presupuestos que ya estamos haciendo en nuestros presupuestos familiares para este 2016 que está empezando a andar.

El efecto dominó de los tipos de interés

No en vano, los tipos de interés que fijan los bancos centrales se conocen también como “tipos directores” por el “efecto dominó” que generan en la pirámide económica. Lo importante de este hecho es que es la primera vez que la Reserva Federal (FED) sube los tipos de interés en Estados Unidos desde hace 10 años.

La razón: en Estados Unidos empiezan a salir de la crisis económica que generó la crisis financiera. Esta mejora se plasma en un crecimiento continuo desde junio de 2009 y en una tasa de paro que ya ha bajado al 5% y roza el pleno empleo.

Una buena noticia para los estadounidenses, pero que rompe diez años de política concertada entre la FED y el Banco Central Europeo (BCE). Por primera vez, también, los tipos directores en Estados Unidos se sitúan por encima de los tipos que rigen en la Unión Europea. Y, mientras el presidente el BCE, Mario Draghi, ha anunciado que seguirá con las políticas de estímulos en los próximos meses, la responsable de la FED, Janet Yellen, encadenará nuevas subidas de tipos de interés en Estados Unidos durante este año hasta alcanzar un umbral del 1,375%.

Consecuencias para el ahorro y la financiación

De momento, sin novedad en el frente para los temas de ahorro y de financiación:

  • Quienes tengan pensado solicitar un crédito o realizar una compra importante pagando a plazos en los próximos meses pueden mantener sus proyectos de compra sin alteraciones en sus presupuestos
  • Quienes actualicen los próximos meses el tipo variable de su hipoteca, también pueden respirar tranquilos este año.
  • Los que estén buscando mejores ofertas para renovar sus depósitos no encontrarán muchas ya que las entidades financieras también remuneran el ahorro en función del tipo de interés que fija el BCE.

Pero, hay que preguntarse cuánto tiempo durará esta divergencia de políticas financieras. El Banco de Inglaterra también ha anunciado que mantendrá sus tipos de interés en los próximos meses, pero los analistas prevén que se incorpore a las subidas de tipos en la segunda mitad del año 2016. En la Europa del Euro, la crisis todavía perdura y la inflación, el otro objetivo que persigue el BCE, sigue sin asomar. Sin embargo, no cabe duda, que la medida anunciada por la FED es el principio del fin de las políticas acomodaticias de los bancos centrales.

Cómo afectará al consumo la subida de tipos en Estados Unidos

La siguiente derivada vendrá provocada por una apreciación del dólar frente al euro a corto plazo. Los analistas prevén que las dos divisas alcancen la paridad (1 euro = 1 dólar) a mediados de 2016, frente a los 1,088 dólares que cuesta ahora un 1 euro.

Esto se traducirá en un encarecimiento de los productos importados que se pagan en dólares. En concreto, los consumidores españoles tendrán que vigilar los derivados del petróleo y la factura de la luz. Aunque, este efecto no tiene que ser automático como demuestra el precio de los carburantes, ahora en niveles inusualmente bajos en España después de muchos años por las tensiones en el mercado del petróleo, pese a que la depreciación del euro hace un año ya que comenzó.

Lo mismo sucedería con los viajes a países en los que el dólar es moneda de cambio directo o intermedio (especialmente Asia) y, como no, con los precios del transporte, en especial con los billetes de avión. Toda una pista para quienes estén pensando ya en pasar las vacaciones de Semana Santa fuera de España.

No hay que descartar, tampoco, que se genere una cierta inflación, vía importaciones, en la eurozona, después de un año de atonía de los precios de bienes de consumo. Un efecto colateral de esta deriva de la inflación por la subida de tipos de interés en Estados Unidos sería un alza de los salarios en las revisiones de los convenios colectivos y en las de las pensiones.

Qué sectores españoles saldrán beneficiados

También implicará una ventaja para las exportaciones de los productos y servicios españoles hacia el mercado estadounidense, vía el tipo de cambio y un acicate para el proceso de internacionalización de las empresas (grandes, medianas y pequeñas) españolas. También el sector turístico español será uno de los beneficiados de esta medida al resultar más barato para el público norteamericano viajar a nuestro país.

Por lo demás, en un horizonte de medio/largo plazo, la medida de subida de tipos en Estados Unidos significa un retorno a la normalidad de la mayor economía mundial que actuará de locomotora del resto de las economías para ayudarlas a salir de la crisis.

Antonio de Miguel

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 6 =


Check Also

¿Son fiables las perspectivas económicas para 2017?

Estamos a punto de concluir el primer trimestre. ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
Portada del libro de Katrine Marçal
¡Siempre el dinero!
Yo, Daniel Blake gana la palma de oro de Cannes