El control de gastos domésticos: ahorro programado

Hay que controlar los gastos para ahorrar

Si no gastas ahorras, eso es una obviedad, pero no es realista si hablamos de economía doméstica. El control de gastos es la mejor manera, tal vez la única, de gestionar nuestras finanzas con eficacia, y en eso consiste hacer un presupuesto familiar, la mejor vía para conseguir un ahorro programado.

El presupuesto le hará llevar un seguimiento de todo lo que gasta y evitará así derrochar su dinero. El solo hecho de ser consciente de cada gasto ayuda a ahorrar.

Un primer consejo se anticipa incluso a la elaboración del presupuesto, ya que cuando vayamos a realizarlo, por obvio que parezca,  hay que ser lo más sincero posible consigo mismo. Es absurdo ocultar un gasto. Negar a uno mismo la evidencia de nuestra economía.

Elimine lo innecesario y reduzca lo necesario. Recorte al máximo los gastos superfluos y disminuya lo más que pueda los desembolsos necesarios. La factura de la luz o el gas se pueden reducir si tiene cuidado y corrige los malos hábitos

Y no solo usted. Estamos hablando de un presupuesto familiar y, por lo tanto, todos deben colaborar. Así que haga el esfuerzo usted solo, implique a toda su familia y conozca con detalle todos sus gastos.

Trucos para el ahorro

El control es fundamental. Clasifique y ordene. Lleve un orden de sus facturas y recibos. No olvide anotar en un calendario las fechas de vencimiento de los pagos y revisar sus cuentas bancarias. Es la mejor manera de que no se le olvide ningún pago y no se le penalizará. Y además, las cuentas de su presupuesto serán reales.

Otra manera de disciplina es crearse ciertas obligaciones. Por ejemplo, incluir el ahorro como un gasto fijo en nuestro presupuesto y no como algo voluntario que puede cuestionarse.

Es muy conveniente, para llevar un buen control de nuestras finanzas personales, tener cuidado con las tarjetas de crédito, que a menudo son tentaciones de gasto. Es mejor utilizar dinero en efectivo para sus gastos diarios. Las tarjetas de crédito pueden distorsionar su visión de los gastos y ponerle en situaciones difíciles.

Y un consejo de Perogrullo para acabar. No gastar nunca por encima de nuestras posibilidades. El placer de lo adquirido no tardará en dar paso a la preocupación de un agujero en nuestra economía.

 

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 9 =


Check Also

Ahorrar al volante (II): un seguro barato puede salir caro

El seguro del coche es un gasto obligatorio ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes
Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador