El cambio horario persiste sin evidencias de ahorro; la controversia continua

El último domingo de octubre los relojes se retrasaron una hora de madrugada para recuperar el horario de invierno, y lo hicieron sin que exista ninguna evidencia ni informe actualizado que avale que estos cambios suponen de verdad un ahorro energético, que a la postre ha sido siempre el motivo o la excusa de este cambio horario que se practica dos veces al año.

Con el cambio se adopta el horario de invierno.

Los cambios dividen además a la sociedad, que mayoritariamente prefiere el horario de verano, a los gobiernos europeos – la Comisión ha retrasado a 2021 la posible anulación de los cambios horarios ante la falta de consenso-, y a los científicos que han analizado las ventajas e inconvenientes de cada horario y el impacto sobre la salud, la economía y los hábitos de la vida de los ciudadanos.

Anular el cambio de hora supondría en España quedarse siempre con el de verano, de modo que los horarios del amanecer (6-7) y anochecer (9-10 noche) quedarían invariables. Así, en invierno amanecería y anochecería una hora más tarde de lo que ahora es habitual en los meses de invierno.

Implicaciones comerciales y saludables

Algunos investigadores advierten que optar por un horario u otro de manera definitiva no es una decisión trivial. Sería muy importante para España mantener el mismo horario que el de sus principales socios económicos y comerciales (Francia, Alemania, etc), lo cual implicaría optar por el de invierno, cuando parece que la opción comunitaria será el de verano. La controversia está servida y cuando se decida no todos quedarán satisfechos.

Según algunos científicos, por ejemplo, cuando amanece una hora antes el cuerpo está incluso en mejores condiciones para ir al trabajo a primera hora de la mañana, ya que levantarse con luz ayuda a espabilarse. La luminosidad inhibe la secreción de melatonina, la hormona que estimula el sueño.

Pero de momento habrá que esperar, y el mes de marzo de 2020 volveremos a cambiar el horario para adaptarnos al de verano. Unas alteraciones, por cierto, que afectan especialmente a los niños, que pueden incluso tener cambios de conducta y algún impacto a nivel fisiológico.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 8 =


Check Also

La regla del 50, 20, 30 para llegar a final de mes

La batalla mensual de la economía doméstica consiste ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey