Día Mundial contra el Trabajo Infantil (12 de junio): por una erradicación inmediata

La explotación infantil es una lacra social muy lejos de ser erradicada en la actualidad. Según datos de UNICEF, en el mundo hay aproximadamente 150 millones de niños y adolescentes son forzados a trabajar. Un panorama desolador que debe combatirse con rotundidad e inmediatez. Por ello, el lema del Día Mundial contra el trabajo Infantil 2021, que se celebra como cada año el 12 de junio, es ¡Actuar ahora: poner fin al trabajo infantil!

El objetivo, como no puede ser de otra manera, es concienciar a la sociedad e impulsar la erradicación inmediata del trabajo infantil. Una práctica ilegal pero habitual que, además, se ha visto agravada por la crisis económica generada durante la pandemia de la COVID-19. Y es que la principal causa de explotación infantil radica en que estos niños y jóvenes deben trabajar para ayudar a sus padres a sostener a su grupo familiar, situación que ocurre con mayor frecuencia en aquellos países con elevados índices de pobreza y miseria.

Explotación infantil: tres categorías

El trabajo infantil está prohibido en el derecho internacional, y comprende tres categorías. La primera son las peores formas de trabajo infantil: esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución, pornografía, y otras actividades ilícitas.

En segundo lugar, los trabajos realizados por niños que no alcanzan la edad mínima especificada para ese tipo de trabajo, que les impedirá la educación y su pleno desarrollo. Y por último, los trabajos que pongan en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza, denominado trabajo peligroso.

Desde que fuera fundada en 1919, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se marcó como objetivo la abolición del trabajo infantil, y marco la frontera en la edad en la que cesa la obligatoriedad de ir a la escuela. Obviamente las metas marcadas distan mucho de haber sido conseguidas.

En el año 2015, los dirigentes mundiales adoptaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con un renovado compromiso para acabar con el trabajo infantil. Y para ello hicieron un llamamiento a la comunidad internacional para: «adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de seres humanos, y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, para 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas». Ese año se acerca vertiginosamente y las previsiones no son demasiado halagüeñas.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

Capital natural o cómo valorar en euros la naturaleza

¿Puede la naturaleza valorarse con dinero? ¿Cuánto vale ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos