Decora tu casa en Navidad sin que se dispare el presupuesto

La decoración navideña no tiene por qué convertirse en un problema para nuestro bolsillo. Se puede aprovechar lo que ya tenemos de años anteriores, dándole un “nuevo aire” y lo podemos completar con elementos decorativos realizados por nosotros mismos. Así daremos a nuestro hogar un toque especial para recibir a amigos y familiares.

La decoración del hogar es una tradición sin la cual estas fiestas tan entrañables no serían iguales. Resulta casi “una obligación” para imbuirse realmente del espíritu de estos días y convertir nuestra casa en un lugar acogedor y, sobre todo, navideño. Pero nos puede disuadir el gasto económico que se realiza en estas fechas (menús, regalos, reuniones familiares y sociales…), sobre todo en estos momentos en que la economía de las familias está resentida y con la famosa ‘cuesta de enero’ esperándonos.

Sin embargo, decorar nuestra casa no tiene que suponer un importante desembolso que perjudique a nuestra economía doméstica, ni tampoco hay que ser expertos para lograr grandes ambientes. La clave está en tener imaginación y “ponerle ganas” para conseguir una decoración original, bonita y acogedora, con la que impregnar de Navidad todos los rincones de casa y hacer que quienes nos visiten se sientan cómodos y contagiados de ese mismo espíritu y ambiente.

Decoración navideña

Árbol y belén, protagonistas

Son los dos grandes artículo “estrella” en estas fechas. Si tenemos material del año pasado, lo único que hay que hacer es comprobar que esté en buen estado, desechar aquello que no sea útil e incorporar algo nuevo.

El árbol de Navidad ha de situarse en un lugar espacioso y cerca de un enchufe en el caso de que pongamos luces. Si no queremos (o no podemos poner) árbol se pueden decorar las plantas que tengamos en casa con motivos navideños, poniéndoles espumillón, adornos brillantes o envolviéndolas con lazos, y las macetas con papel llamativo como el rojo.

Los adornos son otra parte destacada del árbol. No tiene que optarse obligatoriamente por las clásicas bolas, se puede dar un nuevo aire al conjunto con lazos, números, letras, CDs, o realizados en casa de manera artesanal con papel, cartón, madera, fieltro, pasta alimenticia o frutos secos pintados…

Y todo ello acompañado con las luces o en su caso con elementos que hagan esa misma función, que le den brillo para que resalten su aspecto.

En cuanto al belén podemos mantener el de años anteriores, con unos pequeños arreglos si es necesario, comprar nuevas figuras o construirlas en casa con materiales como barro, arcilla o plastilina. Un trabajo en el que nos pueden ayudar los más pequeños de la casa.

Otros elementos decorativos

Al margen de los más habituales, hay  numerosas opciones más para completar la decoración navideña de nuestro hogar.

  • Corona de Navidad. Se suele colocar en la puerta de entrada para dar la bienvenida. La confección nos ofrece diversas posibilidades: flores, ramas de pino, piñas y en varias tonalidades de color. Si somos manitas, podemos hacerlas nosotros mismos.
  • Ventanas. Podemos optar por láminas o figuras ya hechas que, simplemente, podemos pegarlas a los cristales. También podemos dibujar estrellas y otras figuras  en cartulina, en papeles de colores, o decorar los cristales con espuma que se asemeja a la nieve.
  • Puertas y habitaciones. Las puertas de los dormitorios se pueden decorar con diferentes adornos: figuras de Papa Noel, hojas de muérdago, campanas, estrellas. Y lo mismo para el interior de los dormitorios de los niños.
  • Velas en distintos colores y tamaños para que den un ambiente cálido al hogar.
  • Centro de mesa. Da un toque especial a las celebraciones. La pondremos en función de la formalidad, o no, de la comida o cena. En cualquier caso, se puede hacer con elementos como objetos dorados o plateados, flores, etc.

Decoración minimalista y reciclada

Otra de las opciones que se está imponiendo cada vez más en los últimos años  es la decoración minimalista. Se huye de los adornos excesivos y ambientes muy cargados en colores. Se opta, por el contrario, por elementos más sencillos y sobrios, lo que supone ahorro.

Una tendencia que va arraigando también es la de usar materiales reciclados en la decoración de Navidad. El margen de acción es muy amplio: clips, CDs, latas, papeles, cartones, telas, vasos de plástico, cápsulas de café… Con imaginación y ganas todo es posible.

No podemos olvidar otras formas de ahorro: las compras de productos de segunda mano que están en buen estado y que aportan elementos decorativos para nuestro hogar. También podemos visitar las páginas webs especializadas en decoración y de grandes almacenes que estos días ofrecen productos navideños a buen precio, y los outlets en los que buscar el producto que necesitamos a un precio menor. Buenos consejos para cuidar nuestra economía doméstica.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"