Mantenimiento de embarcaciones pequeñas

Al igual que sucede con los vehículos a motor, las embarcaciones necesitan también de un control y mantenimiento anual para que estén en perfectas condiciones cuando se salga a navegar. El cuidado constante y su puesta a punto son fundamentales para una mayor seguridad y un menor consumo que redundará en un ahorro importante.

Los amantes del mar que posean una embarcación a buen seguro que disfrutarán al máximo durante la primavera y verano, acompañados entonces de una climatología favorable que hará las excursiones y los paseos más agradables. Pero hay que considerar que este pequeño placer tiene un coste que normalmente supone un gasto anual que suele oscilar sobre el 10% del valor de la compra.

Mantenimiento de embarcaciones pequeñas

¿Qué gasto supone el mantenimiento de una embarcación?

Una parte de ese 10% hay que dirigirlo al mantenimiento de la propia embarcación, realizando una inspección de su estado y reparando lo que esté estropeado o en malas condiciones. Se trata de hacer una puesta a punto preventiva de cara a la próxima temporada para evitar luego sorpresas y males mayores.

De ahí que cuando se decida comprar una embarcación de recreo es conveniente valorar no sólo su precio de adquisición, sino también otros aspectos que inciden directamente en su coste final y a los que hay que hacer frente todos los años: amarre, seguro, varada y especialmente su mantenimiento, clave para la seguridad de todos los que van a bordo.

Los cuidados que conlleva tener un barco

La mejor época para realizar el oportuno mantenimiento es en invierno, aunque puede hacerse también en cualquier otra estación del año. La razón radica en que en este periodo es cuando las embarcaciones suelen pasar más tiempo amarradas, por lo que su uso es menor.

Antes de realizar la puesta a punto es básico ponerla en seco.A partir de ahí habría que limpiar y pintar los fondos, clave para que la embarcación consuma menos y adquiera mayor velocidad. También habría que pintar la cubierta y los lugares del casco que lo necesitaran, aprovechando entonces para comprobar posibles indicios de ósmosis, y cerrando esta revisión con la comprobación de los grifos de fondo.

Otros elementos a examinar son las recomendaciones del fabricante relativas al motor, realizando los habituales cambios de aceite, filtros, correa del alternador  y demás comprobaciones, lo que puede suponer a veces el recurrir a un experto.

¿Qué ha de incluir una revisión?

Una supervisión ha de incluir siempre las baterías, el ancla y su cadena, las frisas de las escotillas y portillos, los chalecos salvavidas, la limpieza de la sentina y por supuesto todo lo relacionado con la carpintería. Pero además de ello, y solamente en el caso de las embarcaciones de vela, se tendría que comprobar el estado de ésta y la jarcia.

Reparaciones

Ante la probabilidad de encontrarse con grandes reparaciones, es el momento de buscar la opinión de varios expertos y pedir presupuesto, por tanto, tómate el tiempo que necesites y encuentra el que mejor se ajuste a tus posibilidades, recuerda además, que en estos casos siempre es importante recurrir a personal experto y que ofrezca garantías, ya que además podrás beneficiarte de algún tipo de pago fraccionado o financiado.

 

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Comentarios cerrados.

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"