Cosas que no sabías del dinero (III)

El atractivo del dinero es más que evidente. No parece necesario tener que cuidar su aspecto para ser deseado. En cambio, siempre ha existido, desde la antigüedad, una tendencia preciosista y embellecedora en sus diseños y en los elementos utilizados para fabricarlos. Incluso, antes de que las monedas representaran físicamente el dinero, algunas civilizaciones utilizaban como “billetes” cosas tan hermosas como las llamativas plumas de algunos pájaros. Las del quetzal, por ejemplo, en Guatemala. Un ave que simboliza el país, y que hoy en día sigue prestando su nombre a la moneda nacional, los quetzales.

En Papúa Nueva Guinea utilizaban dientes de perro, que desde un punto de vista estético es sin duda más discutible; pero sobre gustos, desde luego, no vamos a opinar. En esta serie de artículos de curiosidades sobre el dinero nos limitamos a dejar constancia de algunas de las anécdotas más sorprendentes y desconocidas relacionadas con el mismo.

Y hablando de belleza, ¿saben ustedes cuál es la moneda considerada la más bella del mundo? Parece ser que las 500 liras italianas acuñadas en 1991. La siguiente pregunta sería saber quién le concedió dicho título de “Miss moneda”, pero desconocemos la respuesta.

Cosas que no sabías del dinero

Euros y arquitectura

Otra interesante curiosidad en la que probablemente no hayan reparado en los billetes de Euro,  es que cada uno de ellos representa un estilo arquitectónico. De más antiguo a más moderno según el orden creciente de su valor. Así, el billete de 5€ está dedicado al estilo clásico, el de 10€ al románico, el gótico está representado en los de 20 euros , el renacentista en los de 50 euros, en los de 100 euros  el barroco, el de 200 euros es modernista y por fin, el de 500 euros, contemporáneo.

No sabemos si los motivos fueron para ensalzar su carisma, para reafirmar su poder económico y social o por puro narcisismo del personaje en cuestión, pero fue Roma fue la primera civilización en estampar el rostro de una persona viva en una moneda (un emperador). Algo muy habitual en la actualidad, sobre todo en países monárquicos.

Por cierto, sabían que el posible origen etimológico de la palabra moneda proviene del latín “moneta”, ya que estas se fabricaban en un anexo al templo de la diosa Juno, a la cual llamaban Juno Moneta, que significa “Juno avisadora”.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

2 + 5 =


Check Also

Smile to pay: Pagar con la sonrisa

Quien dijo aquello de que la sonrisa de ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía