Consejos prácticos para aprender a ahorrar

Ahorrar no es fácil. No consiste solo en gastar menos, en evitar caprichos caros, en apretarse el cinturón. Hay estrategias y trucos muy útiles que te pueden ayudar. Te proponemos algunos consejos para aprender a ahorrar con cierto criterio y un mínimo sacrificio.

Para empezar, hay que tener claro que las prisas no son buenas. No te precipites. Estudia los importes de los ingresos y gastos habituales y, a partir de ahí, calcula el plazo de tiempo necesario para cumplir tus objetivos de ahorro. Adelantarlo provocará un ajuste en tus gastos con el que seguramente no contabas, y te estresará financieramente y te impulsará a incumplirlo.

Resulta muy útil, casi imprescindible, para cumplir los objetivos del ahorro confeccionar un presupuesto. Si tienes claro cuáles van a ser tus ingresos y gastos en un periodo de tiempo determinado, elaborar ese presupuesto te facilitará comprobar cuánto puedes ahorrar. Siempre es una buena idea incluir una partida de imprevistos, de modo que estos no arruinen tus planes de ahorro. Es lo que llamaríamos un fondo de emergencia.

A la hora de hacer el presupuesto hay una táctica muy útil, que consiste en prorratear los gastos anuales. Si calcula esos gastos (IBI, seguro del coche, etc) divididos por doce meses, puedes incluir como gasto fijo mensual y así saber cada mes cuál es tu presupuesto real, aunque lo pagues finalmente en una sola cuota anual.

No siempre es fácil ahorrar. Les ofrecemos algunos consejos útiles

No todas las ofertas son chollos, aprender a ahorrar

Puede parecer una frase hecha, pero es muy cierta y eficaz: comparar es ahorrar. La primera opción no siempre es la mejor, y tal vez haya ofertas mejores si comparamos precios y calidades, ya sea entre diferentes marcas o en diferentes establecimientos. Les llevará algo más de tiempo, pero a la larga se traducirá en ahorro.

Es también importante andarse con mucho ojo con las ofertas engañosas. A veces querer ahorrar sale caro si nos dejamos embaucar. Aprovéchate de los periodos de rebajas y de las ofertas especiales, pero estate siempre muy atento para evitar posibles engaños o, simplemente, para no gastarte más de lo necesario. Aunque salga barato es caro comprarse cinco camisetas si solo necesitas una.

Y por último otra obviedad. Pensar antes de gastar. La compra compulsiva no es nunca una buena idea.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 9 =


Check Also

¿Se puede interrumpir el paro para trabajar y recuperar después el subsidio anterior?

En verano son muchos los desempleados que encuentran ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes
Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador