Conducción eficiente, descubre todas sus ventajas

Cada día, miles de personas nos subimos a un coche para ir al trabajo, al centro educativo o de salud, hacer las compras en el supermercado, o salir de viaje, por ejemplo, lo que supone un gasto considerable en nuestra economía doméstica que se puede reducir fácilmente. ¿Cómo? Practicando una conducción eficiente.

Una conducción eficiente permite aplicar una serie de técnicas sencillas para adoptar un nuevo estilo de conducir, que permite un importante ahorro de combustible, mayor seguridad y confort a los conductores y menos emisiones contaminantes. Estas técnicas pretenden adaptar el estilo de conducción a las modernas tecnologías con las que están equipados nuestros vehículos.

El incremento del precio del petróleo y, por tanto, de los carburantes, que ahora se sitúa en máximos históricos y a los que afecta también la reciente subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), además de la necesidad de cumplir con el protocolo de Kioto, son las razones que explican que Gobierno haya establecido planes de ahorro energético en los últimos años. Estas medidas las coordina el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

España es uno de los países de la Unión Europea más dependientes del petróleo y de los que más lo consumen, alrededor del 80 por ciento en importación de crudo, mientras que en el resto de la UE es del 50. La factura el año pasado se acercó a los 50.000 millones de euros, el 5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Un gasto a medio y largo plazo que los expertos definen como insostenible para la economía nacional.

conduccion_eficiente

Necesidad de ahorrar

Una de las claves para el ahorro es reducir el consumo de carburante. El sector del transporte supone el 39 por ciento de la energía en España y el 60 del petróleo consumido, lo que representa el 40 por ciento de las emisiones de CO2. Por su parte, los turismos alcanzan el 15 por ciento de toda la energía que se gasta.

Aunque en las últimas dos décadas el consumo de combustible ha disminuido progresivamente gracias a los avances tecnológicos en los nuevos vehículos y la mejora de la calidad de los carburantes, era necesario tomar medidas adicionales para conseguir una mayor reducción. Surge así la conducción eficiente, es decir, aplicar técnicas con las que se trata de sacar el máximo provecho a las nuevas tecnologías que actualmente están implantadas en los vehículos y que no han venido acompañadas de un cambio de estilo al conducir. Se pretende romper este desequilibrio eliminando viejos hábitos al volante.

Ventajas de la conducción eficiente

  • Hasta un 15 por ciento menos en el gasto de combustible en turismos y furgonetas, con un ahorro de 200 euros por cada 15.000 kilómetros, y entre un 8 y 17 por ciento en los vehículos pesados.
  • Reducción del 15 por ciento de CO2 a la atmósfera.
  • Menor contaminación acústica.
  • Ahorro en costes de mantenimiento de los vehículos (frenos, aceite, caja de cambios, embrague…)
  • Mayor confort.
  • Aumento de la seguridad.

Técnicas para una conducción eficiente

Tomando ejemplo de otros países de la Unión Europea (Holanda, Alemania, Suiza o Finlandia) que ya las aplican, se han copiado una serie de técnicas en la conducción para ajustarse a los nuevos vehículos. Son las siguientes:

  • Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
  • Uso de la primera marcha sólo para el inicio y cambio a segunda tras los primeros metros.
  • Cambios de marchas. En motores de gasolina, a las 2.000 revoluciones por minuto (rpm), y en los de diesel a las 1.500. En velocidad, aconsejable en tercera a partir de 30 kilómetros hora (km/h), en cuarta a 40 y en quinta a 50.
  • Uso de las marchas. Circular en las más largas y a bajas revoluciones. Es preferible hacerlo pisando el acelerador en marchas largas que no pisar e ir en las cortas.
  • Mantener una velocidad constante.
  • Deceleración. Levantar el pie del acelerador y que el vehículo ruede con la marcha que lleva puesta. Luego ir frenando suavemente y reducir lo más tarde posible.
  • Detención. Cuando se pueda, detener el coche sin reducir la marcha.
  • Paradas. En situaciones de más de un minuto, apagar el motor.
  • Anticipación y previsión. Conducir con una distancia de seguridad adecuada y amplio campo de visión, que permita al conductor anticiparse a posibles obstáculos.
  • La seguridad. La conducción eficiente contribuye al aumento de la seguridad, aunque hay otras circunstancias que requieren acciones específicas diferentes.

Cursos

En España es el IDAE quien implementa y difunde las técnicas para una conducción eficiente mediante cursos de formación impartidos a través de la Dirección General de Tráfico (DGT) y las autoescuelas, en colaboración con clubes automovilísticos, asociaciones de transportistas y aseguradoras.

Existen dos tipos de cursos. Uno para vehículos industriales, destinado a conductores de camiones, autobuses y formadores con una duración de siete u ocho horas. Y otro para turismos, los poseedores de carné de circulación B y profesores de educación vial, con una duración de cinco horas.

El Real Automóvil Club (RACC) es la entidad pionera en España en la enseñanza de estas técnicas de conducción eficiente. Por sus cursos han pasado más de 35.000 conductores desde 2004. Y solamente el pasado año tuvieron un crecimiento del 60 por ciento de alumnos. Todo un síntoma del creciente interés que la conducción eficiente ha generado en empresas, administraciones y particulares.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"