Cómo conseguir una rebaja en el precio de la vivienda con la compra colectiva

Con la compra colectiva de casas a un mismo propietario se pueden obtener descuentos entre un 10 y un 35 por ciento. Se trata de una nueva fórmula para adquirir un hogar en la que cobran mucha importancia las redes sociales e Internet.

La recesión económica que estamos padeciendo, la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y la eliminación de la deducción por vivienda en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) desde enero de este año son algunos de los responsables del estancamiento (e incluso de la disminución) de la actividad en el sector inmobiliario. Todo esto, unido a la inseguridad de mantener el empleo y las dificultades para obtener financiación, hace que el acceso a una vivienda resulte bastante complicado.

Para facilitar la adquisición de una vivienda con las mejores condiciones posibles se puede recurrir a la compra colectiva, un sistema relativamente nuevo que une dos necesidades: la de un colectivo que quiere casa propia y la de  promotores e inmobiliarias que quieren dinamizar el sector. Y es que negociar las condiciones de venta en grupo beneficia a los compradores, que pueden conseguir una rebaja en el precio del inmueble entre el 10 y el 35 por ciento. Al mismo tiempo favorece a los vendedores, que consiguen desprenderse de parte de sus existencias.

La compra colectiva de viviendas o compra grupal es un sistema distinto al de crear una cooperativa para edificar un inmueble. Se trata de conseguir descuentos en el precio de venta de las viviendas al negociar en grupo. Cuantas más unidades se quieren adquirir, la “presión” que se puede ejercer al vendedor al negociar es mayor y, por lo tanto, se pueden conseguir unas condiciones que resulten beneficiosas para ambas partes.

Compra colectiva vivienda

Una forma novedosa de compra y venta

Algunas inmobiliarias se han reciclado y han cambiado la forma tradicional de vender una vivienda para atraer clientes y, al mismo tiempo, facilitar que promotoras y dueños de inmuebles se deshagan de la gran cantidad de viviendas vacías que tienen en stock. Para ello han creado webs especializadas en Internet y perfiles y cuentas en las redes sociales.

De esta forma se han creado empresas que ofertan este tipo de compra. En sus webs (Gartoo, Grupéate, Compramospiso, etc.) existe la posibilidad de crear y organizar grupos de personas que estén interesadas en comprar una vivienda de características similares, en una misma zona (ciudad, barrio, etc.) en un inmueble que pertenece a un mismo titular.

Estas empresas trabajan como intermediarios entre estos grupos de personas inscritos en sus webs y los propietarios de las casas para negociar el precio de las viviendas e intentar conseguir el mayor descuento posible. El resto de los trámites, como la visita a los pisos, conseguir la financiación de las entidades bancarias o la firma ante notario, por ejemplo los tienen que realizar los compradores a título individual y en persona. Eso sí, como clientes reciben el asesoramiento de la empresa siempre que lo necesiten.

Esta fórmula de compra colectiva está obteniendo buenos resultados, por lo que también la están empezando a utilizar inmobiliarias tradicionales que se han aliado con otras empresas más novedosas en su forma de trabajar para dar salida a sus viviendas vacías. Es el caso, a modo de ejemplo, de Metrovacesa con su campaña “adiós pisos” y la web de compras colectivas Groupon.

Pasos a seguir para la compra en grupo de viviendas

Internet ha facilitado la búsqueda de inmobiliarias que ofertan este servicio y también es sencilla la forma de crear un grupo de compra.

  •  En primer lugar el interesado debe de darse de alta en el portal inmobiliario que escoja (en uno o en varios para tener así más posibilidades de conseguir su vivienda). Después tiene que dar sus datos personales y decir qué es lo que busca: piso, casa, ciudad, pueblo, distrito, barrio, metros cuadrados, número de habitaciones….Y también dar alternativas, como otras zonas donde también le gustaría vivir, por ejemplo. Junto a los datos personales también tiene que demostrar que tiene acceso a financiación para llevar a buen término la futura adquisición.
  • La inmobiliaria recoge estos datos del cliente y genera el grupo. Lo habitual es que sea de cinco personas, una cifra que es atractiva para el propietario o promotor del inmueble y que permite negociar descuentos en el precio. Además, para la empresa es un número cómodo porque permite avisar al grupo rápidamente si se necesita una reunión o transmitir una información. En esta fase las redes sociales como Facebook son muy importantes, por la capacidad que tienen para dar a conocer esta iniciativa y encontrar personas interesadas en unirse al grupo de compra.
  • Una vez que el grupo esté formado, los gestores del portal inmobiliario se encargarán de negociar el precio de las viviendas con los dueños e intentar conseguir el mayor descuento posible para sus clientes. Un usuario puede formar parte de varios grupos en ese portal inmobiliario (o en otros diferentes), con lo que las posibilidades de conseguir su nuevo hogar se incrementan.
  • Cuando la inmobiliaria llega a un acuerdo con los dueños y el grupo acepta las condiciones se procederá a la venta de los pisos. Se realizará de forma individualizada, es decir entre cada comprador y el propietario del piso.

Ventajas e inconvenientes

Los usuarios de estos portales inmobiliarios que ofrecen la compra grupal se benefician del apoyo y asesoramiento que les ofrecen como profesionales en el sector que son. Así, se encargan de la recogida de datos, la creación de los grupos, las negociaciones y ofrecen información sobre documentación y requisitos necesarios para efectuar la venta, entre otros.

Estas actividades pueden tener una contraprestación, como es la comisión que cobra la inmobiliaria por su gestión como mediadores. En algunos casos es el comprador quién asume este montante y en otros es el dueño del inmueble quien tiene que hacerse cargo del mismo.

Para no llevarse “sustos inesperados” lo más recomendable es leer la información que ofrece el portal de sí mismo, sus condiciones de uso y política de privacidad. Y como el mundo es un pañuelo y en Internet se encuentra (casi) todo, una búsqueda en foros, blogs, redes sociales…sobre la empresa no estaría de más.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"