Cómo pagar con el móvil en vez de tarjeta o efectivo

Cada vez se paga menos con dinero en efectivo. Primero fueron las tarjetas de crédito y débito, y ahora es cada vez más habitual el pago virtual a través del teléfono móvil.  ¿Significará esto el fin de la moneda física como medio de pago? El tiempo lo dirá, pero de momento veamos qué hay que hacer para pagar con nuestro Smartphone.

Cada vez se paga más con el smartphone y menos con dinero efectivo

Pagar con el teléfono móvil exige una serie de requisitos por ambas partes, el consumidor y el comercio. En primer lugar, el Smartphone debe tener conectividad NFC (Near Field Communication), una tecnología inalámbrica de corto alcance para intercambiar datos entre dispositivos. El comercio, por su parte, deberá contar con el habitual datáfono. El mismo dispositivo en el que se introducen las tarjetas para pagar. Unos terminales también conocidos como TPV y que ya tienen la versión compatible con el NFC.

El sistema de pago es idéntico al que se utiliza con las tarjetas dotadas de sistema contactless. Es decir, para realizar el pago, no es necesario que los dos dispositivos se toquen, pero sí que estén a una distancia muy corta (no más de cuatro centímetros) para que la comunicación se lleve a cabo. Pasas el móvil por encima y de manera automática se realiza la operación. Si la compra es superior a 20 euros, te pedirá un código PIN de seguridad. Si es inferior a esta cantidad, el pago se realiza automáticamente. Hoy puede hacerse prácticamente todo con el Smartphone.

Requisitos del móvil

Pero también hay una serie de requisitos que debes cumplir con tu teléfono móvil para poder pagar en las tiendas. Además de NFC, el Smartphone debe tener instalada la app del banco desde el cual quieres pagar (donde tienes la cuenta relacionada), y en ocasiones una tarjeta SIM especial, que permita esta aplicación. Además, lógicamente el establecimiento deberá permitir este tipo de pagos, ya que aún no son todos los que ofrecen esta opción.

De hecho, España no es de los países donde más se utiliza este sistema. Apenas el 15% de los consumidores utiliza su smartphone habitualmente para abonar las compras, frente al 72,5% que aún se decanta por usar una tarjeta de crédito o de débito. En cambio, en algunos países nórdicos el porcentaje alcanza el 80%.

Si tu teléfono no es compatible con NFC (aunque la mayoría de gama media y alta lo son), algunas entidades ofrecen unas tarjetas adhesivas llamadas stickers que realizan la misma función.

Si tu Smartphone es un iPhone, su conectividad NFC  está limitada únicamente a su propia plataforma de pago por móvil, Apple Pay, y n es compatible en todos los comercios. Por ello tu banco u operadora te facilitará una tarjeta adhesiva para hacerlo compatible.

El pago por el móvil no conlleva costes adicionales. Las comisiones bancarias se limitarán a las que impliquen movimientos de cuenta o tarjeta bancaria como es habitual.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

8 + 6 =


Check Also

Las normas que regulan el uso del dinero en efectivo

Cuando lo hemos ganado, el dinero es nuestro ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno