Cómo buscar trabajo en el extranjero

¿Hay que buscar trabajo en el extranjero? ¿Es una buena idea o existen otras alternativas? Las últimas estadísticas del desempleo han mostrado cierta mejoría, es cierto. Pero sólo en cuanto a destrucción de trabajo en España y, aun así, son cuestionables. Parte de las personas que han abandonado las colas del paro en nuestro país lo han conseguido después de decidir montar su propio negocio. Es decir, dándose de alta en autónomos, en muchas ocasiones capitalizando los meses de prestación por desempleo (el seguro de paro) que todavía les quedaban por percibir.

Domestica tu Economía - Buscar trabajo en el extrajero

Pero crear un negocio propio no siempre es una solución de continuidad o puede que, de momento, no se adapte a nuestro proyecto profesional. Sobre todo si eres joven. Otra de las posibilidades, por muy dura que resulte en un principio, es buscar trabajo en el extranjero. Y esto no sólo es una opción para los jóvenes desempleados, los activos de mediana edad que no tengan ataduras, familiares o de otro tipo, que les retengan en España también pueden emprender el proyecto de encontrar un empleo en el extranjero.

Actitud y requisitos de éxito

Aun así, no resulta una empresa fácil. Como todo, requiere cumplir unos requisitos y acometer una planificación para tener una cierta garantía de éxito:

  • Tener una determinación contundente capaz de superar las dificultades que nos vamos a encontrar en un entorno extraño.
  • Realizar una planificación minuciosa que incluya los trámites y requisitos que se exigen a los emigrantes en los diferentes países con los que España tiene concierto de colaboración.
  • Tener una preparación de idiomas y profesional adecuada.
  • Disponer, cuando menos, de una fuente de financiación para los primeros meses.

La determinación, en estos tiempos, suele venir dada por la necesidad, aunque no siempre es así. Si tienes sed de conocer mundo, te gustan las nuevas experiencias y eres una persona que se adapta a culturas diferentes, tienes mucho andado para emprender la búsqueda de un empleo fuera de España. Pero, con eso no basta. La planificación es fundamental y la primera referencia la debemos encontrar en las embajadas y organismos oficiales de empleo.

¿Estamos preparados para buscar trabajo en el extranjero?

En esto Internet suele resultar una herramienta clave para tener éxito en nuestra búsqueda de trabajo en el extranjero. Cada país tiene sus propios requisitos para la admisión de emigrantes y los “papeleos” son tediosos, tener el pasaporte en regla no es suficiente. Es imprescindible presentarse a las ofertas de empleo fuera de España con:

  • nuestro expediente académico,
  • un curriculum bien documentado (con certificado de vida laboral incluido),
  • recomendaciones de nuestras anteriores actividades,
  • e, incluso, nuestras declaraciones de renta o las de nuestro responsables legales, para aprovechar posibles ayudas en el país de destino,

Son trámites que debemos realizar antes incluso de mirar el precio de los billetes de viaje o postularnos para una oferta de trabajo fuera de nuestro país. Y, sería muy recomendable, tenerlas redactadas en el idioma correspondiente.

La preparación es el siguiente punto que debemos tener claro antes de empezar a buscar un trabajo en el extranjero. El idioma es fundamental. Obtener un certificado homologado de nuestro nivel es imprescindible. Si hablamos bien la lengua pero no tenemos una certificación oficial, debemos intentar pasar un examen que acredite nuestro nivel de idioma antes de iniciar cualquier trámite.

Esto hace que, para los españoles que anden flojos en idiomas, Hispanoamérica se convierta en un destino interesante, siempre que tengamos una cualificación profesional debidamente certificada. Si disponemos de tiempo y queremos vivir en un determinado país cuya lengua no sea uno de nuestros puntos fuertes, una posible solución puede ser apuntarse a una organización de voluntariado. Esta vía nos puede permitir aprender “in situ” la el idioma local y, al mismo tiempo, ir buscando oportunidades de empleo en el extranjero. Organizaciones de ayuda social existen en todos los países, no sólo los que están en vías de desarrollo. Y, en esto, las embajadas e internet son de nuevo una estupenda herramienta de búsqueda.

La financiación, necesaria para aguantar los primeros meses

El voluntariado es, además, una manera de pasar un tiempo en el país extranjero en el que queremos buscar trabajo que no resulta excesivamente cara. Lo que nos lleva directamente a abordar el último punto de este post: la financiación. Lo primero que debemos recordar es que la búsqueda de un trabajo es un proyecto personal, aún más en el extranjero. Por eso, si trabajamos en una empresa radicada en España con proyección internacional, el primer sitio donde debemos mirar es en ésta.

Con todo, debemos saber que los inicios de una vida fuera de nuestro país son caros y la consecución de nuestro objetivo es, también, incierta en términos de calendario. Por eso es conveniente contar con una fuente de financiación que nos permita, entre otras cosas, abrir una cuenta corriente en un banco local. En muchos países de la Unión Europea está generalizado el pago con tarjeta de crédito y la cuenta corriente es necesaria para contratar servicios tan básicos como el teléfono móvil o el abono de transporte. Si estamos cobrando el seguro de paro, no sería mala idea hacer unas gestiones en nuestra oficina de empleo para poder seguir percibiendo la prestación en el país donde queremos hacer nuestras pesquisas. Los propietarios de vivienda que hayan decidido emprender el proyecto de buscar trabajo en el extranjero también pueden encontrar una vía de financiación poniendo su casa en alquiler.

Y no olvidemos, que tenemos otro activo importante, hablamos la segunda lengua emergente del siglo XIX: el español. Un curso de profesor de español para extranjeros es fácil de realizar y puede proporcionarnos unos ingresos recurrentes si debemos costearnos nuestros primeros meses en un país extranjero mientras encontramos un trabajo relacionado con la actividad para la que nos hemos preparado académicamente.

Antonio de Miguel
Periodista y blogger financiero
Puedes seguirlo en Twitter en @AntoniodeMiguel

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 5 =


Check Also

Nuevos balones de oxígeno para los trabajadores autónomos

El colectivo de trabajadores autónomos, también conocidos como trabajadores ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"