Cohoteling, el nuevo concepto vacacional de hotel sin pernocta

A los problemas, soluciones. A la crisis, imaginación. Y como ha venido insistiéndose, no ya desde el inicio de esta crisis, sino desde la anterior en 2010, hay que aprovechar los baches para reinventarse e ingeniárselas para salir a flote. Algo que parecen haber hecho muchos establecimientos con el concepto “cohoteling”, consistente en disfrutar de los servicios de un hotel sin alojarse en él. Una nueva fórmula sin pernocta con la que los hoteles han abierto sus puertas, sobretodo, al turismo de cercanía. Podría decirse, incluso, que a los vecinos.

Una tendencia que está ayudando a muchas cadenas hoteleras, apuradas por las restricciones en el sector desde hace dos temporadas, a compensar la falta de turistas extranjeros. Y es que lo que permite el cohoteling es un lujo para quienes no han salido de viaje pero quieren disfrutar de sus días de vacaciones, pues permite el uso de los espacios comunes y de los servicios de un hotel de lujo sin tener que contratar una habitación, que es el mayor gasto de las vacaciones.

De este modo, los hoteleros sacan partido de las instalaciones ante la ausencia de turistas internacionales, evitando así los cierres masivos del pasado verano, y el turismo local accede a los espacios de ocio y disfrute que solían estar reservados a los visitantes.

Y es que son tiempos más que difíciles. El sector turístico pasó de representar el 12,4% del PIB español en 2019 a solo el 4,3% el año pasado. Perdió más de 100.000 millones de euros y España, uno de los destinos de referencia a nivel internacional, se quedó sin 63 millones de turistas extranjeros en 2020.

Startup mallorquina

Esta iniciativa que a nivel nacional ha sido impulsada especialmente por la startup mallorquina Hotelbreak, ofrece una alternativa para que los hoteles de lujo puedan sacar rendimiento de sus instalaciones, muchas de las cuales se encuentran infrautilizadas ante la ausencia de turistas y que sus propietarios tienen que seguir manteniendo en perfecto estado.

Esta plataforma, fundada en 2019, permite a cualquier local o visitante nacional convertirse en turista por unas horas y disfrutar de experiencias de día en hoteles de 4 y 5 estrellas sin tener que dormir en ellos.

Toda la oferta del establecimiento hotelero escogido está al servicio del huésped sin alojamiento, exactamente igual que si lo tuviera. Es decir, abonando solo los servicios empleados, éstos podrán utilizar las terrazas y las piscinas con sus camas balinesas, los circuitos de spa, el gimnasio o las clases de yoga u otras modalidades, así como disfrutar de los comedores en sus diferentes horarios, ya sean para tomar un Brunch, comer o cenar.

La oferta gestiona las instalaciones del mismo modo que si fueran habitaciones, ajustando el precio y la disponibilidad a la demanda, de modo que el cliente que se hospeda en el hotel no se sienta invadido por el cliente externo, o turista por un día, que la startup denomina diacacionistas.

De momento se han adherido a la plataforma casi 300 hoteles de alto standing, y han reservado sus servicios más de 13.000 personas.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

¿Qué hacer si recibimos una tarjeta de crédito o débito no solicitada?

No debería ocurrir, pero ¿qué debo hacer si ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach