Campings en España: una forma fácil y económica de viajar

El sector del camping supone el 30 por ciento del volumen turístico en España. Al fin y al cabo, estamos hablando de un modo de viajar fácil, sencillo y económico, un tema importante sobre todo a la hora de decidir dónde vamos de vacaciones sin gastar mucho dinero.

Hay mucha gente que todavía piensa que el camping es un destino incómodo y termina optando por alojarse en un hotel, pero hoy en día las comodidades y los servicios en los campings son tan sumamente excelentes, que pueden llegar a asemejarse a los de un hotel.

camping

Campings en España

El camping llegó a España en la década de los 60 y prevaleció sobre todo en las comunidades autónomas de la costa. Cataluña (sobre todo la provincia de Girona) encabezaba el ranking, seguido de Andalucía y la Comunidad Valenciana. Hoy en día, la montaña también es el escenario perfecto para hacer una espada en camping.

Se puede escoger acampar en alguno de los más pequeños, ubicados en la zona de Aragón, que ofrecen una media de 18 plazas, o por el contrario alojarse en uno de los cinco campings más grandes en España, que llegan hasta las 4.000 plazas: Marjal Costa Blanca, Caravaning La Manga, Doñana Playa Mazagón, Playa Mont-Roig y Sangulí.

Categorías

A la hora de escoger un camping, primero tenemos que saber a qué categoría pertenece. Y es que el precio final dependerá en gran medida de este factor:

Primera categoría

Engloba todos aquellos lugares que ofrecen un espacio mínimo de 70 metros cuadrados para cada unidad de acampada y posee cafetería o restaurante, supermercados, instalaciones deportivas, áreas infantiles y servicios como prensa, Internet o lavadoras automáticas. Un ejemplo es el mencionado Marjal Costa Blanca, en Alicante, un camping de cinco estrellas, en que podemos encontrar 18 bungalows estilo balinés.

Y si nuestra economía lo permite, podemos disfrutar del  glamping, un término moderno que nace de la unión de la palabra camping y glamour.

Segunda categoría

La más habitual. Son aquellos que cuentan con un área mínima de 60 metros cuadrados para cada unidad de acampada y que ofrece servicios como restauración, venta de víveres o lavadoras entre otros.

Tercera categoría

Ofrecen todos los servicios básicos como agua caliente, electricidad, agua potable y vigilancia, pero tienen una categoría más baja por el lugar donde están ubicados y una peor comunicación que los anteriores.

Qué camping elegir

Cuando viajamos con niños, es muy importante  la elección del camping al que asistiremos. Tanto si son pequeños como si ya han entrado en la adolescencia, hay que escoger un lugar que tenga un mínimo de instalaciones deportivas, piscina y si es posible una buena dosis de entretenimiento como puede ser el caso de un parque de atracciones en la zona.

Dependiendo del plan que hayamos ideado y teniendo en cuenta nuestra economía doméstica, las opciones en España son variadas. Te ofrecemos algunas:

1.       Tarragona y/o Alicante

Si nos gusta la playa, Cataluña es la mejor opción. La mayoría de sus campings, pertenecen a la primera y segunda categoría. Dentro de la provincia de Tarragona, Salou y Cambrils pueden ser los mejores destinos.  Otro de los alicientes es su cercanía con Port Aventura, que cuenta con una zona para los más pequeños, Sésamo Aventura.

En Salou, contamos con el camping Sangulí, uno de los más grandes y reconocidos de España. Y en Cambrils podemos alojarnos en el Cambrils Park. Los precios tanto en un caso como en el otro varían dependiendo de la tienda de campaña y la temporada en la que nos encontremos, pero una semana en julio para cuatro personas y un vehículo, ronda alrededor de los 500 euros.

En Alicante, podríamos llevar a los más pequeños al Aquópolis de Torrevieja o al Aqua Natura de Benidorm y alojarnos en  La Marina o Almafra Resort Benidorm. En el caso de tener hijos adolescentes, cerca del camping Paraíso, en Villajoyosa, se encuentra Terra Mítica. Los precios de este camping en concreto, rondarían alrededor de los 475 euros, contando con una semana en temporada alta y vehículo incluido.

2.       Aragón

Para los que prefieran la montaña, el Pirineo aragonés ofrece una serie de actividades y lugares para un buen plan familiar. En la zona de Teruel, por ejemplo, los niños disfrutarán con Dinópolis, que se encuentra  justo al lado en tres campings de segunda categoría Las Corralizas, Ciudad de Albarracín o Casa Fausto,  en plena Sierra de Albarracín.

Una ventaja es que, al encontrarnos en campings “más salvajes”, en algunos casos, no tenemos que pagar la parcela donde colocaremos la tienda. Además, los precios en esta zona  son más baratos y asequibles que los campings que se encuentran en la costa. Las tarifas entre los tres citados anteriormente, por ejemplo, oscilarían entre los 160 y los 200 euros la semana en temporada media-alta.

3.       Madrid

Si lo que queremos es visitar la capital y pasar un espléndido día con la familia en el parque de atracciones de Warner o en el Aquópolis, un camping también puede ser una buena opción.  Es el caso de Alpha, cuyo precio rondaría alrededor de los 330 euros.  Sin embargo, si queremos alejarnos del asfalto, a 50 kilómetros de la capital y al pie de la Sierra de Guadarrama,  tenemos El Escorial, que cuenta con todo tipo de servicios y actividades para toda la familia. Las tarifas en este caso, oscilan entre los 325 y los 350 euros, dependiendo de si queremos acampar en parcela o de forma libre.

¿Y si queremos salir fuera de España?

Según un informe del Instituto Nacional de Estadísticas, a nivel europeo, el mercado holandés fue el principal mercado emisor en el año 2012 con un total de 25,7 por ciento de pernoctaciones, seguido de los mercados francés y británico. No obstante, el abanico de ofertas en Europa es tan grande como el propio continente y es muy posible que nos cueste elegir nuestro destino. Te recomendamos los siguientes:

Alemania

Alemania es uno de los lugares de Europa que más campings ofrece hoy en día, además de unos lugares asombrosos como la Selva Negra o la zona de Baviera. Podemos ir al Gitzenweiler Hof situado en la zona de Lindau (Baviera) cuyo precio rondaría alrededor de los 300 euros, contando con una parcela en temporada alta para toda la familia.

Francia

Además del inigualable encanto de las calles parisinas, se nos presentan otras opciones más interesantes sin tener que alejarnos demasiado. El camping Panorama du Pyla por ejemplo, situado en Arcachon a los pies de una de las dunas de arena más impresionante y espectaculares del mundo, puede ser una experiencia inolvidable. El precio en temporada alta para cuatro personas y vehículo incluido, costaría más o menos 500 euros.

Italia

Italia es sin lugar a dudas, uno de los lugares más mágicos y exquisitos que ofrece Europa. Asimismo, es un fantástico espacio para ir de acampada. En la zona de la Toscana por ejemplo, a 40 kilómetros de Florencia, tenemos el camping Barco Reale, cuyo precio de una semana en temporada alta rondaría alrededor de los 400 euros. Y en la romántica ciudad de Verona, el alojamiento en Piani di Clodia costaría unos 500 euros.

Austria

En el caso de preferir la montaña,  Austria nos sorprenderá con la magia de los Alpes. En Alpencamping podremos disfrutar de la grandeza de estas montañas y el frescor de la naturaleza. Una semana en julio o agosto para cuatro personas y un vehículo, cuesta alrededor de los 300 euros.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"