Cambiar la decoración: renueva tu hogar sin grandes gastos

¿Estás aburrid@ de ver tu casa siempre de la misma manera? ¿Se te han quedado pequeños los espacios y las paredes se te caen encima? Antes de plantearte cambiar de piso, prueba primero con cambiar la decoración. Es una solución sencilla y que no requiere grandes desembolsos en nuestra economía doméstica.

El ambiente y la decoración de nuestro hogar pueden mejorarse con un simple cambio en los elementos de diseño y equipamiento. Un cambio de sofá puede hacer que nuestro salón parezca más amplio, una alfombra nueva hace que la habitación parezca más acogedora y cambiar el color en techos, paredes o en las cortinas puede obrar verdaderas maravillas.

Decoración

Ofrecemos algunas sugerencias que  te pueden ayudar a cambiar la decoración:

Dar un toque de color a las paredes o empapelar alguna de ellas es una opción acertada para cambiar la imagen del salón o los dormitorios. Si prefieres pintar, puedes recurrir a una técnica de pintura decorativa (aguada, esponjado, efecto arena…), pero si te atreves con un papel pintado, la transformación está más que asegurada. Hay infinidad de clases  para elegir, dependiendo del estilo de los muebles y los gustos de los habitantes de la casa: los hay estampados, de rayas, con textura, lisos, de tonos neutros, de colores llamativos… Una amplia gama de posibilidades (y de precios) que, seguro, revestirán tu hogar.

Renovar las alfombras es otra fórmula idónea para cambiar la decoración. Un aspecto importante a tener en consideración es que los colores coordinen con la tapicería del sofá o la colcha del dormitorio. Ten en cuenta que los tonos más apagados (beige, tierra, tostado, gris claro…) dan una sensación de mayor luminosidad al espacio. Si el suelo de madera está apagado por el uso o tiene rayones, colocar una alfombra es una buena forma de disimularlo. Si se quiere restar importancia al mobiliario una alfombra llamativa pasará a ser el centro de atención de la estancia.Aunque parezca un elemento decorativo que pasa desapercibido, las lámparas pueden llamar mucho la atención. Cambiar las pantallas es una opción económica, que puede aportar un aire fresco y diferente. Además podemos instalar bombillas de colores para crear nuevos ambientes y ahorrar utilizando lámparas de bajo consumo.

Comprar cojines nuevos, cambiar los tiradores de los armarios y cajones o sustituir cortinas por estores o paneles japoneses son otras de las recomendaciones para ganar en modernidad.Para llenar y personalizar espacios “muertos” de las paredes puedes recurrir a las imágenes. Una composición de fotografías en blanco y negro o sepia es una buena opción para crear un ambiente retro. Utiliza pequeños marcos del mismo estilo y antes de colgarlos, haz una prueba en el suelo para decidir la mejor ubicación. Y si lo tuyo son los espacios con un aire más moderno puedes colgar fotografías con las imágenes de tus viajes, de la familia…. colgadas en marcos originales o en una distribución poco convencional.El pasillo también necesita un nuevo aire.

Instalar un zócalo de madera es un recurso que, además de decorativo, puede servir para acortar visualmente un pasillo demasiado largo. Ocultar imperfecciones y proteger la pared del roce de los muebles o los golpes de los niños son otras de las utilidades que ofrece.

Si necesitas una mayor amplitud unos sencillos trucos pueden hacer que la casa parezca más grande. Prueba a mover los muebles de sitio, cambiar los elementos decorativos grandes (jarrones) por otros más pequeños, o simplemente quita algunos para ganar en sensación de amplitud.Si por motivos de espacio te resulta imposible trasladar los muebles, tenemos otra propuesta para los más “manitas”. Se puede quitar el barniz con un decapante y pintarlo o lacarlo después.

Obtendrás un mueble totalmente diferente. Los colores claros, además de integrarse mejor en la decoración, ofrecen una mayor sensación de amplitud a la habitación. Un espejo también ayuda a agrandar espacios, aparte de darle un aire nuevo a la estancia.No se necesitan grandes esfuerzos para poner un toque personal a tu hogar o renovar ese espacio que tanta falta le hace. Invirtiendo un poco dinero y tiempo se pueden conseguir excelentes resultados y te sentirás muy orgullos@ del trabajo realizado. Además, los muebles y objetos de decoración de segunda mano, la compra en outlets o las rebajas también pueden ayudar a realizar este cambio sin que se resienta nuestra economía doméstica.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Sencillas aplicaciones para gestionar desde el móvil la compra y tu despensa

Todos sabemos ir de compras y echar mano ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"