Blue Jasmine, y el declive económico

‘Blue Jasmine’ no es lo mejor de Woody Allen – nada de lo que hace últimamente lo es – pero si es un producto muy digno – seguro que mucho mejor en su versión original – y que en cierta medida, siempre dentro de los límites que marcan los códigos del cineasta, presenta interesantes variantes respecto de sus comedias anteriores.

Poster de la Película Blue Jasmine<br />Fuente: Wikipedia

La historia, que en un principio nos va a recordar irremediablemente a Un tranvía llamado deseo’, es la de una atractiva y resuelta mujer de la alta sociedad venida a menos, que se ve obligada a dejar los fastos y las fiestas neoyorquinas y trasladarse a un suburbio de San Francisco para vivir con su hermana, el novio de ésta y sus dos sobrinos. Su declive económico, su intento de volver a lucir joyas y estatus y los flash-backs, que nos muestran sus años de esplendor, encierran una crítica feroz a los ‘tiburones’ que han hecho (y hacen) fortuna aprovechando la inocencia de incautos y humildes ciudadanos. La génesis de la crisis global, en suma, y la aportación de Allen a un tema que inevitablemente inspira a todo creador sensible a cuanto le rodea. El personaje de Alec Baldwin, por ejemplo, podría identificarse con un buen puñado de sinvergüenzas que en los últimos años han poblado los telenoticias y las primeras páginas de los diarios. Algunos esposados y otros dando lecciones bochornosas de cómo enriquecerse a costa de la depresión.

Cate Blanchett

Cate Blanchett en el estreno de Blue Jasmine
Fuente: Wikipedia

Pues bien, todo eso está bien narrado, con los toques de ironía marca de la casa, subrayando sin miramientos y con buenas dosis de comicidad las miserias tanto de ricos – casi en plan Chabrol – como de pobres, y con una Cate Blanchett enorme, como siempre. Además, el tono que utiliza Allen en esta ocasión es más duro que de costumbre, más triste, amargo, y eso dota a la cinta de un interés extra. Pero claro, a cambio de disfrutar todo lo anterior tienes que escuchar a la ‘working class’, los secundarios que apoyan el proceso de la protagonista, hablar un dialecto extraño (entre poligonero y jerga adolescente), que se carga parte de la credibilidad y tensión de la trama. Es absolutamente necesario ver la película en V.O.S. Siempre lo es, pero esta vez más.

Guión y dirección: Woody Allen.

Intérpretes: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Sally Hawkins, Bobby Cannavale, Peter Sarsgaard.

 

Crítica por Javier Matesanz

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

5 + 1 =


Check Also

La economía en el cine: “El club de los jóvenes multimillonarios”, el escándalo ya no vende

Hace unos años el escándalo era la mejor ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes
Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador